El Ojo de Halcón: Un Jaguar que detecta baches

jaguardestacado_7e5191f2fc228cbcbf6537524.jpg
Autocity12 jun 2015
El fabricante británico de automóviles Jaguar-Land Rover ha iniciado un proceso de investigación sobre una nueva tecnología automática de detección de baches, que permitiría evitar pinchazos y daños en el vehículo provocados por un estado defectuoso de las carreteras.
Con este Sistema Automático de Detección de Baches, un futuro modelo de Jaguar o Land Rover identifica la ubicación y la profundidad de los baches, conductos y alcantarillas para trasladar dicha información en tiempo real a otros vehículos y a los organismos responsables de tráfico, para que se puedan reparar dichos desperfectos. Así explica la compañía de origen británica y propiedad de TATA, que también destaca la anticipación con la que trabaja la tecnología, contando el conductor con margen suficiente para reducir la velocidad y evitar dichos baches, así como de ajustar la configuración de la suspensión para reducir el impacto. Actúa con suficiente tiempo como para aminorar la velocidad
Jaguar-Land Rover indica que esta tecnología, además de disminuir la probabilidad de experimentar pinchazos, así como daños en las ruedas y en el propio vehículo, también sería un activo para reducir el número de accidentes de tráfico. El fabricante premium, en boca de su director Global Connected Car de la empresa, Mike Bell, cuenta que su último asistente a la conducción está basado en sensores que hacen que el coche pueda analizar la superficie de la carretera bajo las ruedas y con ello detectar baches o desperfectos en el firme. Una tecnología, en fase de pruebas, disminuye el número de pinchazos y accidentes
La supervisión de los balanceos de la carrocería y los cambios de altura de la propia suspensión también suponen una ventaja para el confort de los ocupantes, que "pueden disfrutar de un viaje por carretera irregulares y dañadas", señala Bell. Esta misma fuente apunta a que el proyecto, en fase de pruebas, no se detiene aquí, ya que la próxima etapa de investigación se centrará en la incorporación de una cámara esteroscópica avanzada de orientación frontal y tecnología de sensores en un Range Rover Evoque, con el fin de detectar baches en la carretera.Una cámara frontal esteroscópica, el siguiente elemento a introducir