El nuevo Range Rover, entre 98.500 y 145.600 euros:

Jaguar Land Rover invierte 466 millones de euros en el nuevo Range Rover 1
Agencia EFE07 sep 2012
La nueva generación del Range Rover, novedad mundial de Jaguar Land Rover en el Salón del Automóvil de París, a finales de mes, para empezar a comercializarse inmediatamente después, tiene un precio básico de 98.500 euros y un máximo de 145.600.

El lanzamiento comercial este mes del nuevo Range Rover en 170 países garantiza así el mantenimiento de puestos de trabajo en el Reino Unido y acelera la expansión internacional de Jaguar Land Rover.

El Range Rover de cuarta generación es el resultado de un proyecto tecnológico de tres años de duración que ha generado 1.000 puestos de trabajo en los centros de diseño y desarrollo de producto y las factorías de Jaguar Land Rover, explica la compañía en un comunicado.

Ralf Speth, consejero delegado de Jaguar Land Rover, asegura sentirse orgulloso como primer inversor en I+D del Reino Unido, y del trabajo realizado en nuevas tecnologías e innovación, que ha hecho posible el nuevo Range Rover.

La partida de 466 millones de euros (370 millones de libras esterlinas) destinados a la mejora de las factorías ha permitido concebir el primer SUV del mundo fabricado íntegramente en aluminio, un vehículo que pesa un 39 % menos que su predecesor y cuyas emisiones de dióxido de carbono y cifra de consumo también se han reducido en un 22 %.

Como parte del proceso de expansión, Jaguar Land Rover ha instalado un nuevo taller de carrocería de aluminio en su avanzada factoría de Solihull, cerca de Birmingham, y mejorado las tecnologías de aplicación de pintura, montaje de interiores, almacenamiento y primer centro de entrega de vehículos al cliente.

El Range Rover, que forma parte de la nueva ofensiva emprendida por Jaguar Land Rover, estará seguido en breve, por la berlina familia Jaguar XF Sportbrake y el nuevo deportivo F-TYPE.

La entrega de las primeras unidades del Range Rover está prevista para principios de 2013, casi 40 años después del estreno del primer Range Rover.

La llegada del último modelo ha estado precedida por una importante mejora en los procesos de producción con el aluminio, en la factoría de Solihull de Land Rover, en la que más de 6.800 trabajadores intervienen en la fabricación del Range Rover y otros modelos.

La plataforma de aluminio ligero mejora las prestaciones del nuevo vehículo y reduce su cifra de consumo y de emisiones CO2. Tales avances, asegura Jaguar Land Rover, han sido posibles gracias a un programa de inversiones que ha generado más de 8.000 nuevos puestos de trabajo en los dos últimos años.

La compañía ha invertido más de 1.640 millones de euros (1.300 millones de libras esterlinas) en los concesionarios de todo el mundo, 800 millones de libras esterlinas en el Reino Unido, donde ha generando un total estimado de 190.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Como parte de su reciente expansión, Jaguar Land Rover ha inaugurado una avanzada factoría en Solihull, ha iniciado las obras de construcción de una factoría de motores próxima a Wolverhampton, por importe de 448 millones de euros (355), y ha puesto en marcha un proceso de turnos durante las 24 horas en Halewood (Merseyside) para satisfacer la demanda del Range Rover Evoque.

También ha creado 1.100 nuevos puestos de trabajo en la factoría de Jaguar en Castle Bromwich, ha iniciado las operaciones de montaje de Land Rover en la India y ha suscrito un acuerdo de joint-venture, pendiente de la aprobación de la administración china, para iniciar la fabricación del vehículo en este país.