El motor diesel con turbocompresor eléctrico, también en el Audi A6:

El motor diesel con turbocompresor eléctrico, también en el Audi A6 1
Agencia EFE25 jul 2014
Audi ha introducido un turbocompresor eléctrico adicional en su motor diesel 3.0 TDI, una tecnología anunciada ya para el RS 5 TDI concept llega ahora para el A6 TDI, también como prototipo, con el propósito de mejorar el rendimiento de sus diesel más deportivos.

Con este compresor eléctrico adicional y un monoturbo, el motor V6 3.0 TDI con monoturbo y compresor eléctrico rinde, montado en el A6, una potencia de 326 CV y un par motor de 650 Nm, frente a los 385 caballos del RS 5 TDI concept.

La nueva tecnología llega en el momento en el que Audi celebra los 25 años del motor TDI, un periodo en el que el marca de los anillos ha vendido en todo el mundo 7,5 millones de coches motorizados con plantas diesel, principalmente la 2.0 litros TDI.

El biturbo eléctrico, una tecnología que añade un compresor eléctrico al turbocompresor movido por los gases de escape.

El motor TDI obtiene su fuerza de la presión de sobrealimentación generada por el turcompresor, una presión que depende de la energía de los gases de escape, una dependencia eliminada en este nuevo motor, ya que su compresor eléctrico adicional permite establecer rápidamente la presión de sobrealimentación y alcanzar un elevado par motor incluso en regímenes de giro muy bajos.

En lugar de la rueda de la turbina, integra un pequeño motor eléctrico que acelera la rueda del compresor con una potencia de accionamiento de hasta 7 Kw y hasta el régimen máximo de giro en un tiempo de apenas 250 milisegundos. El compresor eléctrico se encuentra detrás del radiador del aire de sobrealimentación.

A regímenes muy bajos y por lo tanto con una energía de los gases de escape baja en el turbocompresor principal, la válvula de bypass se cierra, con lo que el aire es desviado hasta el compresor eléctrico.

Éste compresor, asegura el fabricante, se puede integrar de forma flexible y compacta en diferentes conceptos de sobrealimentación.

En consecuencia, Audi ha construido dos prototipos técnicos con esta tecnología, los mencionados A6 TDI concept y RS 5 TDI concept, que utilizan como punto de partida el nuevo 3.0 TDI con sobrealimentación mediante un único turbocompresor movido por los gases de escape para el A6, mientras que en el Audi RS 5 TDI concept es la unidad del V6 TDI con doble turbocompresor. En los dos casos se añade el compresor eléctrico adicional para mejorar aun más el rendimiento.

El 3.0 V6 rinde en el Audi A6 TDI concept una potencia máxima de 326 CV (240 KW) y un par máximo de 650 Nm, disponibles entre las 1.500 y las 3.500 rpm.

El compresor eléctrico adicional en el A6 completa el desarrollo de la curva de par por debajo del citado margen y garantiza una respuesta rápida, de forma que la recuperación de 60 a 120 km/h en sexta marcha se reduce de 13,7 segundos a 8,3 segundos.

El biturbo V6 que se utiliza en el Audi RS 5 TDI concept rinde 385 CV (283 KW), y su par motor máximo asciende a 750 Nm entre las 1.250 y las 2.000 rpm.

En ambos casos, la presión de sobrealimentación vuelve a estar disponible inmediatamente después de cada cambio de marcha, y ello gracias a la acción combinada de los dos turbocompresores.

Destaca del nuevo sistema el rápido despliegue de potencia, casi inmediato, y el ahorro de muchos cambios a una marcha menor, una circunstancia especialmente útil en ciudad.

El biturbo eléctrico es apto para su uso en muchas series de modelos de Audi, y en principio también para motores de gasolina y su aplicación a los motores TDI se lanzará a la producción en serie en un futuro cercano, según la compañía.