El Mini del Dakar: Un BMW X3 CC evolucionado

a fondo El Mini del Dakar 1
Enrique Marco17 ene 2012
La presencia de los espectaculares Mini en la presente edición del Dakar ha despertado mucha expectación, pero ¿cómo son estos coches? Pues en realidad se trata de una evolución de los anteriores BMW X3 CC
REPORTAJE
Todos los aficionados al automovilismo hemos seguido estos días las etapas del Dakar, y, salvo algunas apariciones del espectacular Hummer artesanal, el mayor protagonismo en los resúmenes del telediario se lo llevaban unos espectaculares Mini sobre los cuales muchos nos preguntábamos ¿pero cómo son estos Minis? ¿tendrán algo que ver con el Mini Countryman de serie o con el Mini WRC con el que Dani Sordo comenzará este fin de semana el mundial de rallys en Montecarlo? Pues no, no tienen nada que ver. Respecto al Mini de calle sólo comparten piezas como los faros y poco más, y respecto al WRC tampoco es que haya muchas similitudes.
En realidad el Mini All4 Racing que ha logrado el doblete en el Dakar 2012 con Stephane Peterhansel y Nani Roma es una evolución del anterior BMW X3 CC de raids, los cuales tampoco se parecen demasiado con los BMW X3 de serie. Y es que los coches punteros del Dakar son sofisticados prototipos fabricados especialmente para este tipo de carreras cuyo precio es desorbitado, ya que fácilmente dobla el coste de un Mini WRC y su montante final podría acercarse al millón de euros.

a fondo El Mini del Dakar 2

Cada época ha tenido un dominador, y si hace unos años fueron los Mitsubishi Pajero/Lancer, y hasta el año pasado los Volkswagen Race Touareg; ahora la hegemonía corresponde a estos vehículos, que no son del departamento de competición propio de la marca sino del prestigioso equipo X-Raid. De hecho, este equipo alemán no sólo vende o alquila unidades del nuevo Mini All4 Racing, sino que también conserva varios BMW X3 CC, de los cuales también alineó tres unidades en este último Dakar. El éxito de X-Raid en este Dakar ha sido extraordinario, demostrando rapidez y fiabilidad a partes iguales, pues no sólo se han hecho con el primer y segundo puesto, sino que los otros tres Minis han acabado en el Top Ten y los tres X3 CC, más veteranos, han logrado completar la carrera en puestos bastante buenos.Debutó la pasada edición, pero 2012 ha sido su gran año, con un dominio absoluto
¿Cómo es el Mini All4 Racing? Este prototipo se estrenó para el anterior Dakar con el francés Chicherit, pero un accidente no le permitió demostrar todo su potencial. En la pasada edición todavía funcionaban mejor los X3 CC, y de hecho el pluricampeón Peterhansel fue cuarto y el piloto polaco Holowczyc quinto. No era mal resultado, lo que ocurría en los años anteriores era que Volkswagen arrasaba con sus coches oficiales conducidos por Sainz, De Villiers y Al-Attiyah. Pero este año, sin marcas oficiales volcadas en el Dakar, el dominio de los Mini All4 Racing del equipo X-Raid ha sido total, y para el resto de carreras tipo raid que se disputen esta temporada son los claros favoritos.
La plataforma de este Mini y del anterior X3 es la misma, con una distancia entre ejes de 2.906 mm y una anchura de vías de 1.736 mm. Eso sí, el caparazón que lo cubre lo que en un coche de calle podríamos llamar la carrocería- es más pequeño, pues de los 4,65 metros de sus predecesor pasa a 4,33 metros. Eso sí, su anchura y su altura es considerable, con nada menos que dos metros y 1,96 metros respectivamente. En cuanto al peso, este viene marcado por reglamento y se fija en 1.900 kilos. Por lo se refiere al habitáculo, destaca el completísimo tablero de mandos con todo lo necesario para la navegación por el desierto y los indicadores del estado del coche, el entramado de barras de seguridad y los baquets con sus respectivos arneses. Lógicamente son sólo dos plazas, y en la parte trasera necesitan un amplio espacio para que quepa el superdepósito de 450 litros.

a fondo El Mini del Dakar 3

Su motor diésel de 315 cv le permite alcanzar 181 km/h
Otros elementos destacables a nivel chasis son los amortiguadores dobles, los frenos AP de 320 mm o los neumáticos BF Goodrich de 245/80 R16. El cambio de marchas es secuencial de 6 velocidades y de la marca Sadev, cuenta con un embrague AP y con diferenciales Xtrac. Finalmente, por lo que se refiere al motor, conserva unas características prácticamente idénticas a las del anterior BMW X3 CC, con un propulsor diésel 3.0 de unos 315 cv de potencia y 700 Nm de par. La potencia viene limitada por una brida de admisión, que no puede ser de más de 38 mm de diámetro. Con todo ello, y teniendo en cuenta que los desarrollos de la caja de cambios son cortos para primar las aceleraciones y la fuerza en zonas complicadas, la velocidad máxima del Mini All4 Racing no es muy elevada, ya que se declaran 181 km/h.