El Mini de Nani Roma: ¡A por el Dakar 2013!

miniroma_portada_7218e583367d418f397b9d231.jpg
Enrique Marco21 dic 2012
Nani Roma quiere ganar el Dakar 2013, carrera que comienza el 5 de enero en Perú y recorrerá más de 8.000 kilómetros. Para ello cuenta con un Mini diésel de 300 cv que promete ser uno de los bólidos más competitivos, aunque tendrá que superar a su compañero Peterhansel y a otros rivales como Sainz y Al Attiyah.  
Nani Roma ya ha presentado su máquina para el Dakar 2013, el Mini All4 Racing. El año pasado fue segundo por detrás de su compañero de equipo Stephane Peterhansel, y en esta nueva edición sólo le vale la victoria. Así se convertiría en el primer español en hacer el “doblete” en coches y motos, ya que Roma subió a lo más alto del podio en 2004 con una KTM. Desde que participa en coches, desde 2005, ha corrido ya 8 ediciones del Dakar, y ha ganado en tres ocasiones raids tan prestigiosos como la Baja Aragón.
Pero el piloto catalán no lo tendrá nada fácil, en primer lugar porque vuelve a tener como compañero a Peterhansel, más conocido como el Rey del Dakar, y en segundo lugar porque en la lista de inscritos figuran otros pilotos del más alto nivel como Carlos Sainz o Nasser Al Attiyah. Además, las variaciones en el reglamento respecto a las especificaciones técnicas de los coches no favorecen al Mini de Roma, pues como el propio piloto explica “Las modificaciones intentan favorecer los coches de gasolina y los buggys para equilibrar las fuerzas con el resto. Eso nos penaliza porque nos hace perder potencia, pero para compensarlo nosotros hemos trabajado mucho en mejorar las suspensiones y, sobre todo, en ganar fiabilidad”.
Aun así el Mini All4 Racing será muy probablemente el coche ha batir, pues desde la retirada oficil del equipo Volkswagen con el temible Race Touareg, el Mini ha dominado el raid más duro del mundo. Al margen de la carrocería, este coche herada la mayoría de los componentes del anterior BMW X3 CC, aunque  su envoltorio es más pequeño, pues de los 4,65 metros de sus predecesor pasa a 4,33 metros de longitud. Eso sí, su anchura y su altura es considerable, con nada menos que dos metros y 1,96 metros respectivamente. En cuanto al peso, este viene marcado por reglamento y se fija en 1.900 kilos. Por lo se refiere al habitáculo, destaca el completísimo tablero de mandos con todo lo necesario para la navegación por el desierto y los indicadores del estado del coche, el entramado de barras de seguridad y los baquets con sus respectivos arneses. Lógicamente son sólo dos plazas, y en la parte trasera necesitan un amplio espacio para que quepa el superdepósito de gasoil de 360 litros.

miniroma_xa_c2fcf2a38b253f4cf413ae5ca.jpg

Otros elementos destacables a nivel chasis son los amortiguadores dobles, los frenos AP de 320 mm o los neumáticos BF Goodrich de 245/80 R16. El cambio de marchas es secuencial de 6 velocidades y de la marca Sadev, cuenta con un embrague AP y con diferenciales Xtrac. Finalmente, por lo que se refiere al motor, conserva unas características prácticamente idénticas a las del anterior BMW X3 CC, con un propulsor diésel 3.0 de unos 300 cv de potencia y 700 Nm de par. La potencia viene limitada por una brida de admisión, que no puede ser de más de 38 mm de diámetro. Con todo ello, y teniendo en cuenta que los desarrollos de la caja de cambios son cortos para primar las aceleraciones y la fuerza en zonas complicadas, la velocidad máxima del Mini All4 Racing no es muy elevada, ya que se queda en 170 km/h.El motor diésel del Mini desarrolla unos 300 cv, pero la velocidad máxima no supera los 170 km/h
Ya sólo queda esperar al próximo 5 de enero para ver la salida al Dakar 2013, carrera que recorrerá más de 8.000 kilómetros en 14 etapas por tierras de Perú, Argentina y Chile. Nani Roma es optimista para esta nueva edición, y afirma que “He trabajado mucho durante todo el año para llegar con las máximas garantías posibles. Hemos hecho bien los deberes. Tengo un buen coche, un buen copiloto y un buen equipo, aunque hay que ser muy prudente”; aunque a la vez es calculador y considera que “El Dakar es una prueba en la que hay que ir día a día, concentrándose al máximo para no cometer errores y no marcarse objetivos a largo plazo. Quiero ganar en coche y sería muy bonito hacer el doblete, pero no es ninguna obsesión porque las obsesiones en esta prueba suelen pagarse caras”. 

miniroma_xb_1f6f1bb11a43516c4576f73ed.jpg