El Gran Premio de Brasil celebra cuatro décadas de emociones en Fórmula Uno:

El Gran Premio de Brasil celebra cuatro décadas de emociones en Fórmula Uno 1
Agencia EFE24 nov 2012
El Gran Premio de Brasil, celebrado ininterrumpidamente desde 1972 cuando venció el excampeón mundial argentino Carlos Reutemann, cumple mañana cuatro décadas de emociones en el campeonato mundial de la Fórmula Uno.

La edición número cuarenta de la tradicional prueba brasileña, la única de Latinoamérica que se mantiene en el calendario de la categoría máxima del automovilismo mundial, no podía ser diferente y el autódromo de Interlagos volverá a ser juez y señor en la definición del título.

La última prueba del año llega con el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) al frente de la clasificación del mundial de pilotos, con 273 puntos, trece más que el español Fernando Alonso (Ferrari), quien espera mañana repetir sus hazañas de 2005 y 2006, cuando se consagró campeón en el circuito paulista.

Grandes nombres del automovilismo mundial inscribieron su nombre en Interlagos, como los brasileños José Carlos Pace (1975), a quien el autódromo debe su nombre; Émerson Fittipaldi (1973 y 1974) y Felipe Massa (2006 y 2008); Reutemann, que repitió en 1977 y 1978, y el austríaco Niki Lauda (1976).

En 1981, cuando la prueba se corrió en el autódromo de Jacarepaguá, en Río de Janeiro, Reutemann volvió a vencer en la carrera brasileña.

Los franceses Jacques Laffite (1979), René Arnoux (1980) y Alain Prost, este último en Jacarepaguá en 1982, 1984, 1985, 1987 y 1988 también ganaron la prueba.

Río de Janeiro, en 1983, vio consagrar a otro brasileño ante su público: Nelson Piquet, que repitió tres años después en esa pista.

El británico Nigel Mansell, en 1989, se impuso en el último Gran Premio de Brasil disputado en el autódromo carioca de Jacarepaguá.

Un año después, cuando la carrera retornó a Sao Paulo, Prost fue el vencedor y en 1991 el turno fue para el fallecido ídolo brasileño Ayrton Senna.

Mansell estuvo en lo más alto del podium en 1992 y Senna, un año antes de morir en un accidente en el Gran Premio de San Marino, ganó su única carrera en territorio brasileño.

En 1994, el entonces joven prometedor piloto alemán Michael Schumacher fue el ganador en Interlagos y repitió un año más tarde.

El británico Damon Hill (1996), el canadiense Jacques Villeneuve (1997) y el finlandés Mika Hakkinen (1998 y 1999) fueron los siguientes triunfadores, hasta que en 2000 retornó al primer lugar Schumacher, ganador también en 2002.

El británico David Coulthard (2001) y el italiano Giancarlo Fisichella (2003), en la primera vez que Alonso subió al podium paulista con un tercer lugar en la carrera, también dejaron su nombre en la lista de vencedores de Interlagos.

En 2004 y 2005 el dominio fue del colombiano Juan Pablo Montoya, que aún tiene el récord de la vuelta más rápida del circuito con 1:11.473 en 2004.

Después de su consagración en 2005 y 2006, Alonso perdió el título en 2007 en la prueba brasileña, cuando el ganador y campeón fue el holandés Kimi Raikkonen.

El australiano Mark Webber, vencedor el año pasado, había conseguido el primer lugar de la carrera en 2009.

El bicampeón Vettel fue el ganador en 2010.