El Gobierno Vasco negocia con Kutxabank para aminorar el 'daño' de Epsilon:

El Gobierno Vasco negocia con Kutxabank para aminorar el 'daño' de Epsilon 1
Agencia EFE20 abr 2012
El Gobierno Vasco negocia con Kutxabank para aminorar el 'grave daño' que las deudas contraídas por Epsilon, empresa de automoción que se encuentra en fase de liquidación, tendrán en las arcas públicas, que podrían superar los '25 millones de euros'.

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Industria, Bernabé Unda, en respuesta a una pregunta sobre la situación de Epsilon formulada por el parlamentario del PP Carmelo Barrio durante el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco.

Un juzgado de lo Mercantil de Vitoria ya ha decretado la liquidación de la empresa, que no generaba ingresos, y que tiene un crédito contraído con dos cajas de ahorro -Caja Vital y Kutxa-, ahora integradas en Kutxabank, al que no puede hacer frente.

Serán el Gobierno Vasco y otras instituciones alavesas las que tendrán que afrontar un agujero, cifrado en principio por el departamento de Industria en entre 16 y 24 millones de euros, pero que podría superar los 25 millones, según la información facilitada hoy por el consejero.

Este proyecto para impulsar en Euskadi el automovilismo de competición recibió durante la pasada legislatura 50 millones de euros en ayudas institucionales y, además, el Parque Tecnológico de Álava se comprometió en 2009 a avalar el crédito que pidió Epsilon por la compra del edificio, por un valor de entre 16 y 24 millones de euros.

Las tres instituciones implicadas en el Parque Tecnológico de Álava, Gobierno Vasco, Diputación de Álava y Ayuntamiento de Vitoria, con diferentes porcentajes en su accionariado, tendrán que negociar con las cajas el pago de esa deuda.

Carmelo Barrio ha considerado este proyecto un 'fiasco' y un 'fracaso empresarial muy grave' alentado por las subvenciones que el anterior gobierno vasco presidido por Juan José Ibarretxe (PNV) concedió a Epsilon y cuyas deudas ahora deberán pagar todos los vascos.

El parlamentario del PP ha pedido al consejero que aclare cómo piensa el Gobierno vasco reducir ese impacto económico en las arcas públicas y qué tipo de responsabilidades políticas y actuaciones judiciales se están barajando.

Unda no ha contestado porque, ha dicho, el proceso de liquidación de Epsilon se encuentra en manos de la administración concursal y únicamente ha dicho que el Gobierno vasco mantiene conversaciones con Kutxabank para 'minorizar' el daño del aval concedido para que el impacto del pago de esa deuda sea 'el menor posible'.

Ha manifestado estar 'preocupado' por esta situación y ha criticado las ayudas 'discrecionales' que se dieron a Epsilon, cuando desde su origen era un proyecto 'sin negocio' que 'no debió nacer en estas condiciones'.

'El daño es grande y el objetivo es disminuir y reducir el impacto que puede tener en las cuentas publicas y depurar responsabilidades si las hubiera', ha asegurado el consejero.