El futuro según Chrysler: Los mejores prototipos

Diego Zotes26 jul 2001
Inicio
LOS MEJORES PROTOTIPOS

a fondo :: El futuro según Chrysler 1

Varios prototipos de Daimler-Chrysler han desfilado por los salones del automóvil más importantes del mundo. Coches de concepto que sirven como ejemplo de los desarrollos tecnológicos y de diseño de los futuros modelos de la marca americana y que despiertan la admiración entre los entusiastas del automóvil y del futuro.
Las obras más espectaculares las resumimos en este reportaje, de las que proporcionamos datos y, sobre todo, fotografías para el deleite del aficionado, son los últimos estudios de jóvenes y audaces diseñadores que entienden el futuro de otra forma, entre los que encontramos: todoterrenos auténticos (Jeep Willys), vehículos híbridos (Dodge Powerboxx), suntuosas berlinas (Dodge Super8 Hemi), llamativos deportivos (Chrysler Crossfire) y versiones descapotables de modelos ya existentes (Chrysler PT Cruiser Cabrio).

a fondo :: El futuro según Chrysler 2

25 de julio de 2001, Autocity.
Chrysler
CHRYSLER PT CRUISER CABRIO Y CROSSFIRE

a fondo :: El futuro según Chrysler 3

Todavía no hace ni dos años desde que llegó el Chrysler PT Cruiser y ya ha servido como base para multitud de versiones. Una de las más bellas es la descapotable, pues presenta un estilo muy moderno en el modo descubierto y, sin embargo, un aspecto similar al de los automóviles de los años 30 con la capota puesta. El PT Cruiser Cabrio incorpora parachoques del color de la carrocería, parrilla cromada, suspensión rebajada, llantas de 19 pulgadas con neumáticos de 225/35 y carrocería de dos puertas.

a fondo :: El futuro según Chrysler 4

El prototipo Crossfire combina el diseño clásico con el estilo juvenil de sus líneas puras y deportivas. La carrocería está hecha de una sola pieza en fibra de carbono y va montada sobre un chasis de aluminio. Las prestaciones del biplaza de Chrysler (238 km/h de velocidad máxima y 5,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h) son posibles gracias al poderoso motor V6 sobrealimentado de 2,7 litros del que se extraen 275 cv. La caja de cambios es manual de cinco velocidades.

a fondo :: El futuro según Chrysler 5

Dodge y Jeep
JEEP WILLIS Y DODGE SUPER8 HEMI Y POWERBOXX

a fondo :: El futuro según Chrysler 6

El Jeep Willys rinde homenaje al mítico todoterreno del pasado al mismo tiempo que constituye un símbolo del diseño y la tecnología del siglo XXI. Lo que llama la atención es su carrocería de plástico inyectado, que permite reducir el peso y crear formas imposibles con el metal, además de ser reciclable en casi un 100%. El Willys sólo pesa 1.315 kilos y presenta un aspecto atlético y ágil, con una parte trasera muy corta y unas llantas de nada menos que 22 pulgadas. El motor es un cuatro cilindros sobrealimentado de 1,6 litros que rinde 160 cv y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 10 segundos.

a fondo :: El futuro según Chrysler 7

Dodge reencarna al sedán americano con su prototipo Super8 Hemi, que adopta características de las minicaravanas para disponer una cabina alta que facilite la visibilidad, la comodidad y el espacio interior. La estabilidad es uno de sus puntos fuertes gracias a su larga distancia entre ejes (2.982 mm) mientras que la mecánica recurre al potente V8 de 5,7 litros de cilindrada. El rendimiento es ejemplar: 353 cv de potencia y 536 Nm de par motor que se transmiten a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática de cuatro velocidades.

a fondo :: El futuro según Chrysler 8

Y la nota ecológica la pone Dodge con el Powerboxx, un vehículo deportivo utilitario (SUV) de aspecto robusto que funciona con gas natural comprimido y un motor eléctrico que suministra potencia adicional para la aceleración y el adelantamiento. Según los responsables del desarrollo del Powerboxx, si todos los SUV que se venden en USA estuvieran equipados con este sistema de propulsión hibrído, los consumidores ahorrarían más de 538 millones de litros de gasolina al año. El funcionamiento es el siguiente: Un motor V6 sobrealimentado de 2,7 litros que se alimenta con gas natural comprimido genera 250 cv y los trasmite mediante un cambio automático a las ruedas traseras y, por otra parte, un motor eléctrico de 70 cv suministra potencia adicional en aceleraciones. De esta forma las altas prestaciones (pasa de 0 a 100 km/h en siete segundos) se combinan con el bajo nivel contaminante.