El futuro de Volvo: Estrategia total de electrificación

volvoestrategiaportada_2edb36a2f8c1c07c695d4376b.jpg
Raúl Toledano16 oct 2015
Volvo desvela el futuro de su política de producto, apostando decididamente por las versiones híbridas enchufables en todas sus gamas, así como un modelo cien por cien eléctrico en 2019. Habrá una nueva plataforma modular compacta que se estrenará con el nuevo V40.
La primera etapa de la nueva estrategia de electrificación consiste en la introducción de versiones híbridas enchufables de las series 90 y 60, de acuerdo con la nueva arquitectura escalable de productos (SPA, por sus siglas en inglés) sobre la que ya se ha fabricado el primer coche en serie: la versión híbrida enchufable del SUV XC90 T8 Twin Engine con tracción a las cuatro ruedas. Pues bien, el mismo 'molde' se aplicará al nuevo sedán S90 de gama alta, así como a otros modelos de próximo lanzamiento.El S90, próximo modelo con versión híbrida enchufable
Volvo también anuncia que va a ampliar su gama de vehículos híbridos enchufables con la introducción de una nueva variante de tracción delantera del Twin Engine.Nueva variante de tracción delantera con tecnología Twin Engine
Además, el fabricante sueco tiene previsto ampliar aún más su oferta de producto con una una nueva plataforma modular compacta (CMA, por sus siglas en inglés) de la que nacerán automóviles de menor tamaño; el primero de ellos, la nueva generación del V40. Esta arquitectura, recientemente desarrollada, al igual que la SPA, se ha diseñado desde el principio para fabricar también versiones eléctricas, convirtiendo a Volvo en una de los pocas marcas del mundo que posee dos arquitecturas diseñadas para configuraciones de motores tanto enchufables como totalmente eléctricos.
Por último, Volvo ha confirmado la fabricación de un automóvil 100% eléctrico que se comercializará en 2019. Próximamente se desvelarán más detalles sobre este modelo. A este respecto, Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, afirmó: "Prevemos que, dentro de dos años, el 10% de las ventas globales de Volvo corresponderá a vehículos electrificados".