El futuro de Seat: Cuatro modelos en dos años

seatv_618775d4e00d01221b30523d8.jpg
Raúl Toledano03 nov 2015
El futuro de Seat en el corto plazo (2016-2018) pasa por introducir cuatro nuevos modelos, tres de ellos con carrocería de tipo todoterreno (SUV o crossover) en los segmentos B, C y D. El primero en lanzarse, la próxima primavera, será un rival para el Qashqai.
Seat no cambia de rumbo a pesar del escándalo con los motores diésel que afecta a su matriz Volkswagen. Ni inversión ni planes de futuro sobre productos se alteran un ápice. Así las cosas la filial española del gigante VAG pondrá en juego cuatro nuevos modelos en los próximos dos años, con el objetivo a largo plazo (2025) de crear más beneficios, expandiarse a más mercados y como consecuencia ser una marca sostenible por sí misma.Objetivo 2025: tener un desarrollo sostenible
El principio de ese camino pasa inexorablemente por introducir en 2016 el que será el primer SUV de la marca. En el primer trimestre del próximo año, seguramente coincidiendo con el Salón de Ginebra 2016, veremos el estreno mundial de este SUV de tamaño compacto, basado en la misma plataforma MQB utilizada por el Seat León y rival potencial de los Nissan Qashqai y compañía. Se trata, por lo tanto, de un producto esencial para crecer en ventas y ganar visibilidad e imagen.En dos años, un mínimo de dos SUV, uno compacto y otro más pequeño del segmento B
Más adelante, a finales de 2016, conoceremos más detalles de un segundo todocamino. Éste de carácter ubano y con unas dimensiones más reducidas, similares a los Nissan Juke, Renault Captur o Fiat 500X, por citar tres ejemplos. Se trata de un subsegmento, el de los SUV-B, que también se encuntra en claro crecimiento en Europa y en nuestro país.
Si las cosas van como Seat desea, la renovación de la gama de productos pasaría por un tercer SUV. Más grande, de más imagen, y con un posicionamiento más exclusivo dentro de los márgenes de una marca generalista como es Seat. Se trataría de un todocamino basado en el prototipo 20V20, el de la fotografía que acompaña esta información. Especulando mucho sería el Q5 de Seat. De cualquier manera lo que pretende Seat es que, a partir de las sinergias de grupo, conseguir un producto de primer nivel a un precio más accesible: algo así como lo que en su día fue el Exeo respecto al A4.El tercer todocamino sería más grande y distinguido
El cuarto modelo nuevo no está tan claro. Se habla de un sustituto para el recientemente descatagoloado Altea, un monovolumen de acceso basado en la plataforma MQB como el nuevo Volkswagen Touran. También incluso de la posibilidad de reflotar un sedán distinguido, capaz y embajador de las tecnologías más avanzadas: el Superb de Seat. Y algunas fuentes, incluso, no descartan "un modelo más emocional y deportivo".