El futuro, ahora, en el Salón del automóvil de París:

El futuro, ahora, en el Salón del automóvil de París 1
Agencia EFE26 sep 2012
El futuro, ahora. Este es el lema con el que el Salón del Automóvil de París (Mondial de l'Automovile 2012) abrirá esta semana sus puertas para demostrar cómo responde la industria del automóvil a retos como los lanzados desde la Unión Europea para lograr una movilidad sostenible, especialmente en la ciudades.

El salón parisino arrancará sobre los rastros dejados por la Semana Europea de la Movilidad, concluida el pasado sábado con la celebración en 1.700 municipios del Día sin Coches, una propuesta a la que la industria del automóvil responde con una nueva movilidad eléctrica, ya presente y no de futuro, como asegura el lema del Mundial del Automóvil.

En París, el protagonismo de los coches propulsados con motores convencionales estará en un segundo plano, porque las más de ochenta novedades previstas para este Salón estará relacionadas con esta nueva movilidad y los avances que llevarán a nuevas y drásticas reducciones de emisiones.

Y no sólo en el Salón, porque en las calles parisinas los eléctricos ya son parte de la escena urbana, aunque aún no a gran escala, pero con la vanguardia de las grandes capitales europeas.

La propulsión eléctrica por distintos medios -el puro mediante la alimentación por baterías, la hibridación de arquitecturas distintas o la utilización de combustibles como el hidrógeno para generar energía eléctrica- forma parte de la mayoría de los conceptos que protagonizarán el Salón entre los días 29 de septiembre y 14 de octubre.

Las novedades de la cita parisina, que se celebra cada dos años en alternancia con el Salón de Fráncfort, se conocerán en vivo en las próximas horas con la celebración de dos jornadas (días 27 y 28) dedicadas exclusivamente a los medios de comunicación y los profesionales

Serán más de 13.000 periodistas procedentes de más de un centenar de países los que 'pelearan' por conseguir la mejor información de un Salón al que acuden los ejecutivos estrella de la industria mundial del automóvil, ya que las novedades de esta feria no sólo tiene como destino el mercado europeo.

Al margen de que la mayoría de las nuevas propuestas están relacionadas con la electrificación del automóvil, el Salón dedica una pabellón de más de 11.000 metros cuadrados, el doble que en la celebración de 2010, a la movilidad eléctrica.

La conducción de un vehículo eléctrico o híbrido es uno de los atractivos que reserva el Salón al 1,3 millones de visitantes que espera la organización.

Un circuito urbano alrededor del recinto ferial de más de un kilómetro servirá para que el visitante tenga su propia experiencia de conducción de estos nuevos automóviles.

Otro de los atractivos para el visitante será la exposición 'El automóvil y la publicidad', en la que quince marcas harán un repaso histórico de las campañas publicitarias en la que los coches han sido los protagonistas.

El Mundial del Automóvil se mostrará sobre una superficie de 180.0000 metros cuadrados, ocupada por 253 expositores procedente de una veintena de países.

Fernando A. Marqués