El fiscal no ve 'datos suficientes' que indiquen la causa del accidente de Ávila:

El fiscal no ve 'datos suficientes' que indiquen la causa del accidente de Ávila 1
Agencia EFE09 ago 2013
El fiscal Óscar Barrios ha admitido hoy que hasta el momento no existen 'datos suficientes' para determinar cuáles fueron las causas del accidente de autocar en el que el pasado 8 de julio perdieron la vida 9 personas en la localidad abulense de Tornadizos.

A las puertas de los juzgados de Ávila, el representante del ministerio público ha dicho a los periodistas que, tras escuchar desde el martes a una veintena de testigos -pasajeros, guardias civiles y técnicos-, 'no se descarta ninguna posibilidad'.

'Tenemos unos indicios, que son los que ya se conocen, y luego, a la espera de lo que digan las pruebas', ha argumentado, tras apuntar que en la actualidad se está 'comenzando la instrucción, como quien dice', de ahí que en su opinión no existan 'datos suficientes como para concretar cuál ha podido ser la causa o las causas del accidente'.

En el último de los cuatro días de declaraciones en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ávila, Barrios ha reiterado que su intención es que el procedimiento 'vaya lo más rápido posible, dentro de los cauces legales', con la esperanza de que la instrucción esté finalizada en otoño.

No ha descartado que pueda solicitar más declaraciones de testigos, algunos de los cuales no han podido acudir debido a su estado de salud, así como la realización de 'alguna otra prueba complementaria'.

Tras señalar que todavía no ha comenzado la inspección del autocar, que fue intervenido judicialmente el 10 de julio para evitar la posible destrucción o manipulación de pruebas, el fiscal ha dicho que 'se valorará' la declaración de técnicos de Cevesa, la empresa del autocar.

Posteriormente, y una vez finalizadas las declaraciones de los últimos cinco testigos, Miguel Bernal, el abogado del conductor, R.G.S., de 54 años, ha considerado que lo más relevante de estos cuatro días ha sido el hecho de que se trata de 'una desgracia terrible y espantosa'.

En este contexto, ha añadido: 'no estamos ante alguien que ha ido conduciendo de manera temeraria. Es una persona que todo el mundo ha coincidido que era prudente y sensata, pero el accidente está ahí'.

Una de las cinco personas que ha declarado hoy ha sido Jennifer, una joven de 17 años, que tuvo que ser trasladada a Salamanca con un brazo roto, luxación de codo, traumatismo craneoencefálico, un pie roto y varias heridas por todo el cuerpo, tal y como ha descrito ante los periodistas su padre, Raúl Martín del Peso.

Tras señalar que su hija no recuerda nada del accidente, ha señalado en referencia al conductor que 'es una buena persona' y que 'todo el mundo habla bien de él'.

'Es una buena persona, todos le conocemos', ha reiterado, tras apuntar cómo el día del siniestro su hija viajaba de regreso a Ávila con dos amigas y una tía, después de visitar a sus abuelos en Navalmoral de la Sierra, tal y como solía hacer de vez en cuando.

El abogado del conductor ha considerado relevantes 'todos' los testimonios, con independencia de que 'las percepciones a veces varíen, aunque no sustancialmente', por lo que en su opinión las versiones 'no son excluyentes'.

Desde su punto de vista, los testimonios coinciden en 'la normalidad del conductor, la prudencia y la inexistencia de ninguna cuestión previa que hiciera pensar nada raro'.