El éxtasis de Senna en Suzuka: Reproducido por los ingenieros de Honda

f_94bbe6f610b660c6387e3db65.jpg
Raúl Toledano11 sep 2013
Los ingenieros de Honda reproducen a través de sonidos y luces la vuelta que dio al trazado japonés de Suzuka Ayrton Senna. El genial piloto brasileño entró en éxtasis en 1989 al volante de su McLaren con motor V10 Honda, marcando la pole position al superar en 1 segundo y 7 décimas a su compañero y rival Alain Prost.
Estos japoneses... Por algo acaban de ser elegidos como sede de los Juegos Olímpicos y también por algo, a pesar de la tradición europea y el misticismo norteamericano, siguen siendo una referencia en el mundo del motor. También en la competición, donde Honda confirmó hace unas semanas que regresaba, tras seis años de ausencia, a la Fórmula 1 como motorista de McLaren. El binomio ochentero McLaren-Honda, de nuevo a la palestra gracias al cambio de legislación que dicta la implantación, desde 2014, de nuevos motores V6 turboalimentados de 1.600 centímetros cúbicos. Honda, que fue la pionera de los motores turbo en aquella década de genios, batallas y rivalidades sin parangón.
El fabricante japonés, que en Frankfurt puja fuerte con la nueva carrocería familiar del Civic y que comienza a filtrar las primeras informaciones y fotos del Civic Type-R 2015, otro que dice adiós a los motores atmosféricos, aprovecha para recordar su exitoso pasado en la Fórmula 1, creando un espectacular vídeo en el que revive el espíritu del mismísimo Ayrton Senna en el circuito de Suzuka. A través de un sistema telemétrico que recoge y analiza datos del motor y el acelerador, una tecnología introducida por Honda en la década de los 80, los ingenieros recrean la estela del monoplaza del tricampeón mundial con luces y sonidos dibujando y petardeando en cada curva de Suzuka, donde en la clasificación del Gran Premio de Japón de 1989, Senna logró la pole position con 1 segundo y 7 décimas de ventaja sobre Prost.
Honda recrea la estela del monoplaza del tricampeón mundial con luces y sonidos dibujando y petardeando en cada curva de Suzuka