El enlace de Vilademuls de la AP-7 entrará en servicio a finales de año:

El enlace de Vilademuls de la AP-7 entrará en servicio a finales de año 1
Agencia EFE11 mar 2014
El enlace de la AP-7 en Vilademuls será operativo a finales de este año o principios del 2015, con unos 6 meses de retraso porque se ha cambiado el proyecto para conectar la salida con la N-II, aún no desdoblada, según el director general de Abertis Autopistas, Josep Lluís Giménez.

El enlace de Vilademuls de la AP-7 es el quinto y último para finalizar la circunvalación de Girona, después de que el año pasado se pusieron en servicio los también nuevos enlaces en Domeny y Fornells de la Selva.

A lo largo de los kilómetros de esta circunvalación la autopista es gratis, dispone de cuatro carriles y actúa de autovía, ya que el Estado decidió no desdoblar en este tramo la N-II.

El director general de Abertis Autopistas, Josep Lluís Giménez, ha explicado que el enlace posiblemente entrará en servicio a finales de año, con seis meses de retraso.

Giménez ha detallado que el motivo de este medio año de demora en la finalización de las obras se debe a que cuando se diseñó el enlace, se hizo un proyecto pensando que la AP-7 conectaría con una N-II desdoblada.

Al no haberse desdoblado, ha obligado a modificar el proyecto inicial, y se ha optado por la construcción de una rotonda elevada sobre la N-II que hará las funciones de enlace y deberá permitir a los vehículos que salen de la autopista incorporarse a la N-II.

Estas obras en concreto han tenido un presupuesto de 5 millones, que se suman a los 32 millones de coste de la primera fase.

Por otra parte, el director general de Abertis Autopistas ha anunciado que las obras del enlace de Figueres Norte, que están listas en un 70 % y han tenido un coste de 3 millones, estarán acabadas por Semana Santa.

Finalmente, con un año de retraso, Figueres tendrá completado el tan reivindicado enlace norte de la AP-7, que se construyó incompleto, ya que los vehículos sólo podían acceder a la autopista si venían de Francia y ahora se podrá pasar en ambos sentidos.

Los trabajos consisten en la construcción de dos nuevos ramales que permitirán acceder a la AP-7 en dirección a Barcelona y que los que circulen en dirección norte puedan salir.

Según Giménez, una vez el enlace esté completado, se prevé un incremento del aumento de vehículos por el peaje de entre un 10 y un 20 %.

En la actualidad, por este peaje pasan entre 1.500 y 2.000 vehículos a diario, que aumentan a unos 5.000 en verano.

Para Giménez, este enlace 'permitirá en primer lugar una conexión en sentido norte hacia la Costa Brava norte, también da todo un sentido de movimientos en los pueblos del entorno de Figueres -Pont de Molins y Llers-, a los que da una conexión directa, y conectará asimismo los polígonos industriales y la parte de área logística'.

En este sentido, ha asegurado que 'comportará unos movimientos en el sector económico y turístico que pueden ser bastante interesantes'.

Este enlace será importante para la puesta en marcha de la nueva prisión del Puig de les Bases, que tiene prevista su apertura, según Justicia, para el tercer trimestre de este año.

Giménez ha descartado que el tramo entre Figueres Sur y Figueres Norte sea gratuito, como había solicitado la alcaldesa de Figueres, Marta Felip, y como sí sucede en Girona.

El director general de Abertis Autopistas ha indicado que se podrá usar como ronda pero no gratuita: 'intentamos que la autopista mantenga una funcionalidad de ser un corredor de conexión de largo recorrido, pero habrá que esperar la labor que hacen los políticos ante el Ministerio'.