El Duster de Alain Prost: Dacia triunfa en todo

a fondo El Duster de Alain Prost 1
Enrique Marco05 ene 2011
El próximo fin de semana se llega al ecuador del Trofeo Andros, y tras la victoria obtenida por Alain Prost (Dacia) en la última carrera de L’alpe d’Huez el cuatro veces campeón del mundo de F1 se ha colocado en cabeza del campeonato
Dacia triunfa en todo
Últimamente la marca Dacia no para de dar alegrías a su matriz, Renault. En España ha sido la marca que más ha crecido durante 2010, con nada menos que un +145% al pasar de 8.724 a 21.387 unidades, y su modelo Duster se ha colocado en la quinta plaza del segmento de los SUV compactos, por delante incluso de experimentados contendientes como el Toyota RAV4. Pero por si los éxitos de ventas en España y en casi todos los mercados fuesen poco, ahora la marca Dacia triunfa también en competición.
La disciplina elegida por Dacia no es otra que el Trofeo Andros, un campeonato de velocidad sobre circuitos de hielo que resulta un verdadero show. Las carreras son muy disputadas y algunas de las mangas se celebran de noche, lo que le aporta un plus de espectacularidad; además de que los trazados se ubican en bellos parajes montañosos. Si a esto le añadimos que los coches tienen el aspecto exterior de modelos de producción como los BMW Serie 1, Toyota Auris, Skoda Fabia, Renault Clio o el propio Dacia Duster; y que los pilotos son muchos de ellos viejas glorias de la Fórmula Uno el cóctel ya no puede ser más explosivo.

a fondo El Duster de Alain Prost 2

El próximo fin de semana, con la carrera de Isola 2000, se llega al ecuador del campeonato, y tras la victoria obtenida por Alain Prost (Dacia) en la última carrera de Lalpe dHuez el cuatro veces campeón del mundo de F1 se ha colocado en cabeza del Andros, por delante de Dayraut (BMW) y de otro expiloto de F1, Olivier Panis (Skoda). Prost fichó la temporada pasada por Dacia, procedente de Toyota, y en su primer año con el Duster (cuando el modelo de serie todavía no se había puesto a la venta) finalizó el trofeo en la segunda posición absoluta. Evidentemente el objetivo para este año es el triunfo final, y por ahora va por el buen camino."El Duster de carreras sobre hielo tiene un motor de 350 cv y unos sistemas de tracción y dirección a las cuatro ruedas"El Duster de carreras sobre hielo tiene un motor de 350 cv y unos sistemas de tracción y dirección a las cuatro ruedas
Los coches del Andros, y por tanto el Dacia Duster, se parecen exteriormente a los coches de calle, pero por dentro nada tienen que ver. Se trata de chasis tubulares y de ligeras carrocería de fibra que esconden motores 3.0 V6 de 350 cv combinados con sistemas de tracción y dirección a las cuatro ruedas. Sí, sí, las ruedas traseras también giran, y lo hacen mucho más que las de algunos sistemas de producción como el 4C Control de Renault (disponible en el Laguna). Otras particularidades del Dacia Duster Ice son las ruedas de clavos de la marca Continental y montadas sobre llantas de magnesio de 16 pulgadas, la caja de cambios secuencial de seis marchas y un pequeño depósito de combustible de 25 litros (las carreras son cortas).
Como se puede ver en las fotografías, se toman del coche de serie los grupos ópticos, parrilla delantera y algunos rasgos más; pero enseguida terminan las similitudes con el Duster de calle. Las medidas del bólido de competición son de 4 metros de longitud por 1,90 metros de anchura, y su peso es de solo 950 kilos. Con estas proporciones y peso combinadas con el potente motor de la alianza Renault-Nissan, es de imaginar las fulgurantes aceleraciones que este Duster Ice proporcionará en manos del experimentado Alain Prost. Veremos si finalmente Dacia triunfa también en la competición, en la que de momento es el favorito. La última de las carreras de este Trofeo Andros dejará las estaciones alpinas (también pasó por los pirineos, en Andorra) para terminar en la superfinal que se celebrará en París el 5 de marzo. Evidentemente el Andros no es uno de los campeonatos automovilísticos más conocidos, pero nadie puede negar que sí es de los más espectaculares.