El director de Citroen asegura que no se paralizará ningún proyecto en España:

El director de Citroen asegura que no se paralizará ningún proyecto en España 1
Agencia EFE17 feb 2013
El director general de Citroen España, Alfredo Vila, aseguró, en declaraciones a EFE, que no se paralizará ninguno de los proyectos asignados a España en las dos fábricas del Grupo PSA en Vigo y Madrid.

Vila reiteró que este producto ya está garantizado, 'porque las plataformas están instaladas y empiezan a salir las primeras unidades de las preseries de algunos modelos'.

Un ejemplo de esta confianza del Grupo PSA Peugeot Citroen, pese a sus malos resultados financieros en 2012 (pérdidas superiores a los 5.000 millones de euros), es el modelo C-Elysee, producido en exclusiva en Vigo, que, según Vila, 'va como un tiro'.

El directivo de la marca francesa reveló que este modelo apunta a unas ventas este año en España de entre 3.000 y 4.000 unidades 'y puede que me quede corto', a lo que se suma el comportamiento que tiene en mercados emergentes como Turquía y Argelia.

'Tener la exclusividad de producción de un modelo que se vende bien es una garantía y a eso se suman las adjudicaciones del Berlingo eléctrico, el tradicional, los monovolumenes que sustituirán al C4 Picasso y el coche nuevo en Villaverde', subrayó Vila.

Acerca de las dificultades financieras del Grupo PSA Peugeot Citroen, Vila aclaró que 'lo que ha salido en prensa viene a abundar sobre lo que ya existe, es decir la línea de garantías solicitada por la financiera del grupo y que está siendo sometida al análisis de la UE'.

En este sentido, reseñó que se han liberado 1.200 millones de euros, de los 7.000 solicitados, para atender garantías y pagos a 36 meses.

Vila justificó esta acción en que 'el consumo de 'cash' ha bajado enormemente, porque nos hemos adaptado muchísimo a los stocks'.

Dentro de esta situación, Vila matizó que están muy cerca del objetivo planificado de penetración del 13 % del grupo en Europa, pero 'lo que pasa es que Italia cae un 20 %, Francia lo mismo, España y Portugal ni lo cuento. Llevamos desde el año 2007 en caída libre y estamos muy expuestos a Europa'.

Reconoció que en este ámbito, las actuaciones sobre plantilla y producción son medidas 'socialmente complicadas'.

Consideró una 'magnífica noticia' la aprobación del Plan PIVE 2 porque va a romper una tendencia negativa de mercado anual de 650.000 unidades, para elevarlo a unas 700.000 y, aunque admitió que no es un alza poderosa, puede ser una importante ayuda para la redes de distribución de las marcas.

También aludió al PIMA Aire, de ayudas a los vehículos comerciales, cuando afirmó que 'ha habido muchas destrucción de flota de pymes y autónomos, pero ahora hay una política de impulso del autoempleo, por lo que al final ese tipo de vehículo aumenta su impacto como útil de trabajo'.

Vila no quiso pronunciarse sobre el tiempo que tardará España en volver a matriculaciones del millón de vehículos, pero apuntó que 'si en 2015 llegamos a esa cifra es una magnífica noticia'.

Citroen acaba de presentar la versión cabrio o descapotable del Citroen DS3, su línea premium o de alta gama y señaló que la política de modulación de plataformas puede permitir la producción en las plantas españolas de estos modelos, pero no a corto ni medio plazo, porque ya está asignada, tanto en la gama actual, como la que está por llegar.

La gama de inmediato futuro de la línea DS está conformada por un compacto sedán -derivado del DS3-, un todoterreno SUV y una berlina.

Sin embargo, Vila no aprecia en un futuro, ni siquiera a medio plazo, un DS que evoque con líneas modernas los modelos DS-19 y DS-21 (los míticos Tiburón), que han inspirado conceptualmente esta serie.

'En el plan producto que conozco -indicó Vila- no hay nada que evoque a este modelo clásico y, de los vehículos de aquella época, no tengo muy claro como pueden encajar con las nuevas normativas comunitarias sobre emisiones y seguridad'.