El deterioro de la crisis hará perder al automóvil 4.000 millones de euros:

El deterioro de la crisis hará perder al automóvil 4.000 millones de euros 1
Agencia EFE22 may 2012
El empeoramiento de la crisis en lo que va de año hará perder al sector de la distribución del automóvil en 2012 unos 4.000 millones de euros, según el presidente de la filial española de Chevrolet, Juan Manuel Lumbreras.

El máximo responsable de la marca estadounidense del Grupo General Motors en España, justificó este cálculo en que a finales de 2011 las previsiones para este ejercicio se hicieron sobre un escenario sin subida de impuestos, con un déficit del 6 % del PIB y con un índice de paro inferior al 25 %, con el que puede cerrar 2012.

Sobre esos parámetros, el sector automovilístico español estimó en 1.050.000 unidades (turismos más comerciales) el cierre del mercado en este año, pero la suma de los recortes anunciados por el Gobierno, la subida del paro y el incremento del déficit, además de la previsible alza del IVA, ha llevado a revisar el pronóstico de cierre a 845.000 unidades.

Lo que representa un 19 % menos y 205.000 vehículos por debajo, que supone, en términos económicos, esa cifra de 4.000 millones de euros.

Lumbreras señaló que en el segmento de turismos, el mercado español cerrará con 750.000 unidades, un 7,4 % menos que en 2011 (808.000 unidades) y sitúa 'bajo mínimos' el comercio automovilístico.

No obstante, el presidente de Chevrolet España, mencionó como factor positivo en estas difíciles circunstancias que la actual caída de ventas provocará un envejecimiento del parque y que, desde esa perspectiva, el consumidor español se verá urgido a cambiar de coche, por lo que, en cuanto se mueva mínimamente la tendencia, 'la demanda se disparará', aunque admitió que es un proceso que tardará en concretarse .

Lumbreras aportó algunos movimientos del sector durante el periodo de crisis y de esta forma, sobre los 950.000 turismos vendidos por el canal de particulares en 2007, se ha pasado a 370.000 de previsión en 2012, es decir un 61 % menos.

Asimismo, el número de concesionarios ha variado en el mismo periodo de 3.300 a 2.800, con un 16 % de caída y las ventas medias por concesionario de 290 coches a 132, con un retroceso del 54 %.

Chevrolet se mueve en este ámbito negativo con optimismo, pues para este año espera vender en España 19.000 unidades, frente a las 17.478 de 2011, lo que supone un avance del 8,7 %.

También Lumbreras recalcó que si en 2007 la venta anual por concesionario de la marca, con una red de 115 establecimientos, era de 150 unidades, para este año, con un centenar de concesionarios, se espera llegar a los 184.

La marca confía abiertamente en la remodelación operada en su gama en los dos últimos años y en la llegada de nuevos modelos como el eléctrico Volt (Coche del Año en Europa en 2012), la berlina de media-alta Malibú, la versión familiar o station Wagon del Cruce, ambos en el horizonte del verano, así como el pequeño crossover Trax.