El Defensor admite que las multas de tráfico son excesivas en tiempos de crisis:

El Defensor admite que las multas de tráfico son excesivas en tiempos de crisis 1
Agencia EFE27 feb 2013
El Defensor del Pueblo comparte la percepción de la mayoría de ciudadanos de que las multas de tráfico son 'excesivas' y 'especialmente gravosas' para la economía doméstica en tiempos de crisis, aunque recuerda que las sanciones tienen también como objetivo disuadir de cometer infracciones.

En su informe anual, la institución constata las 'numerosísimas' reclamaciones que ha recibido el pasado año referidas a la 'onerosidad excesiva' de las multas de tráfico, derivadas de la gravedad de la crisis y, por tanto, de las consecuencias que supone el pago de estas sanciones en la economía doméstica.

Además, el Defensor del Pueblo señala que esta consideración se añade al hecho de que la mayoría de los ciudadanos perciben las multas como la 'manifestación de una voracidad recaudatoria desproporcionada' por parte de la administración.

Como ya denunciara en su informe de 2011, la institución también reitera en esta ocasión que una inmensa mayoría de los ciudadanos abona las multas resignados porque no le compensa plantear un recurso, aunque estén convencidos de que se ha cometido 'un atropello de sus derechos'.

También denuncia el informe que la administración no conteste en plazo a los recursos presentados, un incumplimiento por el que además resulta beneficiada.

'No es de recibo que desatienda sus obligaciones legales al tiempo que manifiesta celo en la exigencia de cumplimiento de las obligaciones que corresponden a los ciudadanos', añade el informe.

Por ello, y para superar esta percepción de abuso que tienen los ciudadanos, el Defensor propone dotar de más garantías al procedimiento administrativo sancionador de tráfico.