El consumo de autogás en España crece este año a un ritmo del 30 por ciento:

El consumo de autogás en España crece este año a un ritmo del 30 por ciento 1
Agencia EFE17 oct 2013
El consumo de autogás (gas licuado de petróleo -GLP-) en España está creciendo en 2013 a un ritmo del 30 %, frente al 22 % registrado en 2012, una tendencia que sigue la del mercado mundial y europeo, según la hoja de ruta del autogás 2013.

Este informe, elaborado por la asociación europea de GLP, lo ha presentado ante el Salón Profesional de Flotas de Madrid la Asociación de Operadores de Gas Licuado de Petróleo (AOGLP)

Este informe sitúa al GLP como el combustible alternativo más utilizado y con previsiones de continuar creciendo en los próximos años.

En la actualidad hay 21 millones de vehículos en el mundo, de los que diez millones son europeos, recuerda la AOGLP.

El presidente y director general de la AOGLP, José Luis Blanco, ha confirmado con cifras las buenas expectativas del autogás en España, ya que de los 200 puntos de suministro existentes en la actualidad se pasará a más de mil en 2015.

Hoy en día circulan en España 20.000 vehículos con autogás aproximadamente, una cifra que se prevé llegue a las 200.000 unidades en 2017.

Este escenario representa una gran oportunidad de negocio para la industria española del autogás, asegura la AOGLP, ya que para los operadores es un combustible que apoya sus estrategias de diversificación y crecimiento, y permite alcanzar sus objetivos medioambientales, crear mayor oferta para sus clientes y ofrecer un carburante alternativo de futuro.

Estas buenas perspectivas, según la AOGLP, también son compartidas por el resto de actores del sector: los fabricantes de automóviles, las estaciones de servicio y los talleres especializados de transformación y mantenimiento de los vehículos de autogás.

El precio y sus beneficios medioambientales son factores clave de la expansión del autogás, explica la asociación

El autogás es un combustible que aporta mucho al automovilista, ya que representa ahorros de hasta un 40 % con relación a los carburantes tradicionales, y por ser respetuoso con el medio ambiente.

En este sentido, el GLP es un gran aliado en la lucha contra el cambio climático, al producir bajas emisiones de CO2 (dióxido de carbnoo), y contribuye a la mejora de la calidad del aire y los niveles de contaminación urbana, por su bajas emisiones de NOx y partículas.

El informe deja constancia de la importancia del autogás en el mercado continental, que alcanza el 4 % del parque europeo de turismos, y prevé un futuro en el que suponga un 10 % de las necesidades de transporte por carretera en Europa hasta 2020.

Las ventajas económicas y sociales se resumen en un ahorro de 20.300 millones de euros por la reducción de emisiones, una reducción de las emisiones europeas de CO2 en 350 millones de toneladas, un ahorro de 41.200 millones de euros para los usuarios finales, una mejora de 7.300 millones en la balanza de pagos europea, un mix de carburantes más diverso, seguro y asequible, y una industria automovilística europea más ecológica y competitiva.

El informe apunta que, frente a otras alternativas, el autogás tiene una disponibilidad inmediata -la tecnología está ya disponible- y su impulso es una gran oportunidad para contribuir a la solución a los retos energéticos y medioambientales de la UE.

Para ello, asegura la organización, es necesario el compromiso de los responsables políticos para poner las condiciones favorables para un más rápido desarrollo que permita convertir este importante potencial en una realidad.

En ese sentido, la AOGLP reclama a la Administración que arbitre más ayudas que incentiven el uso de vehículos de GLP en España para que pueda producirse el impulso que necesita, como sucede con éxito en Alemania, Francia e Italia.