El casco en la ciudad será obligatorio para los ciclistas menores de edad:

Peatones que infrinjan la norma de circulación se someterán a un test de drogas y alcohol 1
Agencia EFE26 jul 2013
El uso del casco en ciudad para los ciclistas será obligatorio para los menores de edad mientras que en el caso de los adultos su implantación estará supeditada a las conclusiones de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, que abrirá un debate en otoño con expertos antes de tomar una decisión.

En rueda de prensa al término del Consejo de Ministros, el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que bastará que se cometa una infracción para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado puedan someter a los peatones a los test de detección de drogas, mediante la prueba de saliva, y de alcohol.

El proyecto de reforma regula también 'la conducción con presencia de drogas en el cuerpo' que es diferente a conducir bajo los efectos del consumo de drogas, ha recordado el ministro, la cual ya está regulada con una sanción administrativa y otra penal.

En este sentido, Fernández Díaz ha destacado la tolerancia cero que se aplicará en relación a las drogas, sin la presencia de cuadros como sucede con el alcohol.

Respecto a las cuantías, la reforma sube la sanción económica por conducir bajo los efectos del alcohol de los 500 euros actuales a 1.000, misma cifra que se demandará a aquellos que conduzcan con drogas en el organismo.

El texto prohíbe, por otra parte, el uso de detectores de radar, regula los sistemas de retención infantil, que pasa de un sistema de edad a uno de talla.