El beneficio semestral de Renault cae de 746 millones a 39 millones de euros:

El beneficio semestral de Renault cae de 746 millones a 39 millones de euros 1
Agencia EFE26 jul 2013
El fabricante automovilístico francés Renault anunció hoy un beneficio neto semestral de 39 millones de euros, frente a los 746 millones registrados en junio de 2012.

Esta situación se explica por las pérdidas ocasionadas por el término 'de facto' de sus actividades en Irán y por los costes de su proceso de reestructuración en Francia, con lo que el resultado de explotación de la marca del rombo cayó hasta los 249 millones de euros de pérdidas, frente a los 519 millones de beneficio de hace un año.1

El primer fabricante automovilístico francés publicó en un comunicado un volumen de negocios de 20.441 millones de euros, lo que representa una caída del 0,9 %. La rama de automóvil facturó 19.383 millones de euros del total registrado por Renault.

'El crecimiento internacional no ha compensado la debilidad del mercado europeo', resumió la firma francesa.

A pesar del 'ambiente más difícil de lo previsto', según declaró el constructor en un comunicado, el grupo espera cumplir sus objetivos para el conjunto del año.

Esto pasa por aumentar sus ventas globales y lograr un margen operativo y un flujo de caja positivos en lo que respecta al negocio del automóvil, siempre que no se produzca 'un nuevo deterioro de las condiciones del mercado', precisó.

Según los cálculos de Renault, el mercado del automóvil crecerá a nivel mundial un 2 % en el 2013, aunque caerá un 5 % en Europa y un 8 % en Francia.

Respecto al caso de Irán, el grupo anotó una provisión de 512 millones de euros en el presupuesto de este año, ligada al endurecimiento de las sanciones internacionales a Teherán, que afectan al sector del automóvil en ese país de unos 75 millones de habitantes.

Sin embargo, Renault no incluirá en sus cuentas una nueva provisión de cara al segundo semestre del año, indicó hoy el grupo francés.

A ese cese de actividad en Irán se suma una depreciación de 227 millones de euros vinculada a la quiebra de los socios israelíes de Renault en la concepción del vehículo eléctrico Better Place.

También hay que sumar 173 millones de euros de gastos de reestructuración, que pesan esencialmente sobre Francia, donde está la sede central del fabricante.

En positivo, sus socios -liderados por el fabricante japonés Nissan- aportaron una contribución de 749 millones de euros a las cuentas del grupo galo.

Las ventas del grupo, que ya se habían publicado con anterioridad, cayeron un 1,9 % hasta los 1,3 millones de vehículos, afectadas por las dificultades económicas y la morosidad en Europa y, especialmente, en Francia.

El margen operativo de Renault se situó en 583 millones de euros, lo que representa un 2,9 % de su facturación, agregó el fabricante.