El beneficio de Suzuki Motor cayó un 4,7 por ciento entre abril y diciembre:

El beneficio de Suzuki Motor cayó un 4,7 por ciento entre abril y diciembre 1
Agencia EFE06 feb 2012
El beneficio neto de Suzuki Motor cayó un 4,7 por ciento entre abril y diciembre, primeros nueve meses del año fiscal nipón, hasta los 40.620 millones de yenes (404 millones de euros), informó hoy el fabricante japonés.

El grupo achacó este retroceso a los efectos de la fortaleza del yen y a los desastres naturales, tras nueve meses en los que tuvo que lidiar con las consecuencias del terremoto que en marzo sacudió el noreste de Japón y las inundaciones de otoño en Tailandia.

El beneficio operativo de Suzuki bajó un 5,1 por ciento, hasta 87.710 millones de yenes (unos 872 millones de euros), mientras que las ventas bajaron un 6,7 por ciento, hasta 1,8 billones de yenes (17.913 millones de euros).

Pese a estos resultados, el fabricante japonés decidió dejar invariables sus previsiones para este año fiscal, que termina el próximo 31 de marzo y en el que prevé un beneficio neto de 50.000 millones de yenes (unos 498 millones de euros) y un beneficio operativo de 110.000 millones de yenes (1.094 millones de euros).

Suzuki sí revisó en cambio a la baja sus previsiones de ventas y las redujo desde 2,6 a 2,5 billones de yenes (de 25.875 a 24.880 millones de euros) a causa de la fortaleza del yen y de las inundaciones en Tailandia, que afectaron a su producción al cortar la cadena de suministros.

Por sectores, el fabricante destacó que las ventas de motocicletas aumentaron entre abril y diciembre un 1,3 por ciento, hasta los 188.800 millones de yenes (unos 1.878 millones de euros), pese a lo cual registró una pérdida operativa de 2.800 millones de yenes (27,8 millones de euros).

En el sector del automóvil bajaron las ventas tanto en Japón como en Europa, Norteamérica y Asia, especialmente en el importante mercado de la India -donde Suzuki mantiene una alianza con Maruti-, lo que se reflejó en un descenso de los ingresos del 7,8 por ciento, hasta 1,57 billones de yenes (15.664 millones de euros).

El beneficio operativo en este segmento también se redujo un 9,1 por ciento, hasta 85.800 millones de yenes (853,8 millones de euros).