El australiano Casey Stoner vence por 15 milésimas de segundo:

Agencia EFE06 nov 2011
El australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) se impuso en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana de MotoGP, su décima victoria de la temporada, por delante de estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), al que aventajó por apenas quince milésimas de segundo en la recta de meta.

Desde el mismo momento en que se apagó el semáforo, Casey Stoner ya se puso al frente de la prueba y con un ritmo trepidante e inalcanzable para sus rivales, en dos giros se había marchado irremisiblemente de todos sus rivales.

Antes, salida fulgurante de todos los pilotos, pero al final de la recta de meta el español Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR) se pasa de frenada y al entrar colado se lleva por delante al italiano Valentino Rossi (Ducati Desmosedici), que hizo una muy buena salida y recriminó la actitud del español, el estadounidense Nicky Hayden (Ducati Desmosedici) y el francés Randy de Puniet (Ducati Desmosedici).

Delante, el australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) ya estaba al frente de la carrera, con su compañero de equipo, el español Dani Pedrosa (Honda RC 212 V) pegado a él, pero esa situación duró muy poco ya que a ritmo de vuelta rápida en el segundo giro el campeón del mundo de 2011 ya tenía una ventaja de más de dos segundos sobre Pedrosa.

Alejado de la victoria Pedrosa, éste se encontró que tras su estela se habían colocado el italiano Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V), compañero de equipo del español, y el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1).

Entre ellos se produjo una bonita pelea por la segunda plaza en la que los cambios de posición fueron constantes pero que igualmente les permitieron alejarse del dúo formado por el británico Cal Crutchlow (Yamaha YZR M 1) y el checo Karel Abraham (Ducati Desmosedici).

Antes de que se completase el primer tercio de la carrera, declarada en mojado por la dirección de carrera -lo que en caso de lluvia hacía necesario el paso por la línea de talleres para cambiar de motoya contaba Stoner con una ventaja de más de seis segundos.

El principal interés de la carrera de MotoGP entonces se centró en conocer al propietario del segundo peldaño del podio, por el que se pelearon Dovizioso, Pedrosa y Spies, mientras el australiano todavía se permitió el gesto de protagonizar varias vueltas rápidas que no hicieron sino ahondar las diferencias con sus rivales, que en su particular pelea también rodaron a ritmo de vuelta rápida.

Entre Pedrosa y Dovizioso además hubo el añadido que entre ambos se jugaba la tercera posición final del campeonato del mundo de MotoGP, con ventaja de cuatro puntos para el italiano, por lo que el español necesitaba quedar por delante de él para lograr esa clasificación.

Pero a poco más de cinco vueltas para el final el panorama cambió por completo al aparecer las primeras gotas de lluvia y Dovizioso y Spies que iban por detrás de Stoner consiguieron "engancharse" en apenas dos vuelta y Spies, al aprovechar una frenada demasiado apurada de Stoner, incluso le superó a tres vueltas para el final, pero el campeón no había dicho su última palabra y esperó a la última vuelta.

Pedrosa, que se había quedado descolgado de la pelea al aparecer la lluvia, vio como le acabó superando el británico Cal Cruthclow para relegarlo a la quinta posición, con lo que perdió su pelea por la tercera posición del campeonato con el italiano Dovizioso, que fue tercero en la línea de llegada.

Spies, que miró en un par de ocasiones para atrás, debió pensar que Stoner no le alcanzaría en la última vuelta, pero el australiano se pegó todo lo que pudo a él en la entrada en la recta de meta y la mayor aceleración y velocidad de su Honda le permitió ganar por escasamente quince milésimas de segundo su décima carrera de la temporada.

Con Pedrosa quinto, la décima posición fue para Toni Elías (Honda RC 212 V) y Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) acabó justo tras él.

Juan Antonio Lladós