El alemán Sandro Cortese se impone en el Gran Premio de la República Checa de 125 c.c.:

Agencia EFE14 ago 2011
El alemán Sandro Cortese (Aprilia) logró su primera victoria en el campeonato del mundo de velocidad al imponerse en el Gran premio de la República Checa de los 125 c.c. que se disputó hoy en Brno y de paso le echó una "mano" a Nicolás Terol al doblegar a su máximo rival, el francés Johann Zarco (Derbi) en la última vuelta.

Nicolás Terol (Aprilia) se tuvo que retirar de la carrera por problemas mecánicos cuando lideraba la misma.

Cuando se apagó el semáforo rojo el español Nicolás Terol protagonizó una gran salida y llegó primero al final de la recta de meta, seguido por Héctor Faubel, el francés Johann Zarco (Derbi) y el también español Sergio Gadea (Aprilia), mientras que Maverick Viñales (Aprilia) se pudo situar octavo a las primeras de cambio y comenzar a remontar.

Terol marcó un fuerte ritmo pero tras su estela se colocó ya Zarco a la espera del más mínimo error o de su oportunidad para conseguir la primera victoria de su carrera deportiva, si bien con ellos iba un visitante incómodo como el alemán Sandro Cortese (Aprilia), en tanto que desde atrás se esforzaba por acercarse, sin éxito, Maverick Viñales, cuarto ya en el quinto giro de carrera.

En cabeza, casi en todo momento fue Terol el que llevó el peso de marcar el ritmo, con Zarco y Cortese agazapados tras su estela y Viñales cómodo en la cuarta plaza y alejándose del segundo grupo, en el que también estaban los españoles Héctor Faubel (Aprilia), Alberto Moncayo (Aprilia), Sergio Gadea (Aprilia), Efrén Vazquez (Derbi) y el portugués Miguel Oliveira (Aprilia).

Pero lo que no había sucedido hasta la fecha, un problema técnico, apareció en el noveno giro, en el que Nicolás Terol vio como sus rivales se iban en cabeza mientras él intentaba, infructuosamente, continuar en pista, algo que no fue posible y acabó dejando su moto apoyada en un muro.

Sus treinta y dos puntos de ventaja respecto a Johann Zarco prácticamente desaparecían en ese momento y, de vencer el francés apenas siete puntos les iban a separar.

Además, lo peor de la avería de Terol era que su máximo rival de la prueba checa y también del campeonato, Johann Zarco, se percató perfectamente de la situación y quedaban así abiertas de par en par las puertas hacia su primera victoria en el mundial, en donde sólo el alemán Cortese podía plantarle cara.

Desde ahí y hasta el final Zarco fue el encargado de marcar el ritmo al frente de la prueba pero Cortese no se despegó en ningún momento de él. Ambos iban en busca de su primera victoria en grandes premios y el que menos desgaste hizo hasta el tramo final fue el germano, siempre a rebufo del de la Derbi.

A dos vueltas del final Sandro Cortese pasó a la acción y superó a Zarco para intentar ser líder en toda la última vuelta, en la que el francés intentó superarlo y ambos se acabaron emparejando, pero el alemán supo aguantar muy bien la presión y Zarco casi se va al suelo, con lo que le entregó la victoria en bandeja a su oponente.

Por detrás, el grupo de cinco pilotos que pugnó por el tercer peldaño del podio vio como el más joven de sus integrantes, Alberto Moncayo (Aprilia), se imponía a todos sus rivales para lograr el primer podio de su carrera mundialista ante veteranos bregados de la talla de Héctor Faubel, Sergio Gadea o Maverick Viñales, todos ellos conocedores de lo que se siente al estar en lo más alto del podio.

Camino de la bandera de cuadros también se quedaron por el camino, Adrián Martín (Aprilia) y Efrén Vázquez (Derbi), ambos por caída.

Juan Antonio Lladós