El alemán Michael Schumacher protagoniza campaña de seguridad vial en Chile:

El alemán Michael Schumacher protagoniza campaña de seguridad vial en Chile 1
Agencia EFE14 ago 2013
El expiloto alemán de Fórmula Uno Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo, es el protagonista de una campaña de seguridad vial del Gobierno chileno para advertir a los conductores del peligro del exceso de velocidad.

Schumacher aparece en un anuncio televisivo en el que insta a los conductores a respetar los límites de velocidad, su propia vida y la de los demás.

'Sé que crees que conduces bien, que ir rápido es lo correcto (...) que tus amigos te dicen que eres un 'Schumacher' y que crees que eres un buen piloto', dice en inglés a la audiencia el campeón alemán.

'Por favor, no seas estúpido' añade Schumacher, para cerrar el anuncio, que es la pieza clave de la campaña 'Tolerancia cero al exceso de velocidad', impulsada por el Ministerio de Transportes y la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) de Chile.

El expiloto de Fórmula Uno, que grabó el mensaje en la ciudad suiza de Gland, es embajador de seguridad vial y ha colaborado en varias campañas para concienciar a los conductores de los peligros de circular a exceso de velocidad.

El Gobierno chileno se puso en contacto con Schumacher y le mostró vídeos de conductores del país suramericano que se hacían llamar como el alemán porque conducían a gran velocidad.

Las imágenes llamaron la atención del expiloto, que decidió participar en la campaña gubernamental chilena, según el Ministerio de Transportes.

Schumacher señaló en declaraciones al diario El Mercurio que se tomó la campaña 'de una forma más personal' y dijo que la referencia de los conductores que utilizan su apellido es 'totalmente errónea'.

'Yo nunca manejaría rápido en las calles normales. Soy conductor de carreras, yo claramente separo las carreras de la vida normal'.

Según cifras oficiales, el exceso de velocidad ha provocado en Chile más de 16.000 accidentes en la última década, que han dejado cerca de 1.300 fallecidos.