El 67,7 por ciento de los semáforos no tiene avisador acústico que alerte a invidentes:

Agencia EFE04 oct 2011
Más del 67,7 por ciento de los semáforos de las ciudades carece de un avisador acústico, lo que conlleva que personas con discapacidad visual puedan realizar el cruce de forma segura o tengan que depender de otras personas.

Esta es una de las conclusiones del informe del observatorio de la accesibilidad universal en los municipios españoles, que ha presentado hoy la Fundación ONCE.

El estudio, realizado en 70 ayuntamientos que no determina, evalúa el grado de accesibilidad de sus páginas web, áreas urbanas, edificios y transportes.

La principal conclusión del informe es que "con frecuencia" se incumple la normativa vigente tanto en zonas del casco antiguo, como rehabilitadas o de reciente construcción.

Semáforos sin avisador, escaleras sin barandilla, obras sin señalizar, cajeros inaccesibles, alcorques sin cubrir, coches mal aparcados o basuras en las aceras son las principales barreras que encuentran a diario los más de cuatro millones de discapacitados de este país.

Al analizar más de 330 rutas y 250 kilómetros de calles, los expertos han detectado también deficiencias en el pavimento que dificultan el paso y aumentan el riesgo de caídas, la existencia de piezas sueltas o huecos y pasos de peatones no detectables por todos los viandantes.

Otros de los peligros a los que se refiere el informe tienen que ver con rampas estrechas, bolardos inadecuados, bancos mal ubicados o papeleras mal diseñadas que impiden su uso a todos.

Durante su presentación, Jesús Hernández, director de Accesibilidad de la Fundación ONCE, ha destacado que el estudio se ha realizado en zonas de gran afluencia peatonal, pero también en Ayuntamiento y en otras dependencias municipales, autobuses y taxis.

"Cada 130 metros hay problemas de seguridad en el pavimento" para personas discapacitadas, ha destacado Hernández, quien ha apelado a la necesidad de sensibilidad a la sociedad y de invertir a las administraciones para lograr un mundo sin barreras, que ha extendido también a la red y a las comunicaciones.

Ha denunciado que en la actualidad se sigue aparcando en las plazas de aparcamiento reservadas para minusválidos, lo que dificulta su movilidad, por lo que ha hecho un llamamiento a la sensibilización de políticos y ciudadanos con este colectivo.