El 61 por ciento de los jóvenes dice que no bebe si conduce, el doble que hace 10 años:

Agencia EFE02 nov 2011
El 61 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 30 años asegura que nunca bebe alcohol si va a conducir, el doble que hace diez años, ha informado hoy el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Bosco Torremocha.

Torremocha ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa con motivo del décimo aniversario de la puesta en marcha del programa "Noc-Turnos", una iniciativa para promocionar la figura del conductor alternativo, que consiste en elegir cada noche, dentro del grupo de amigos, a uno que se comprometa a no beber y conducir.

Según el director de FEBE, cuando empezó el programa, en el que la Federación ha invertido unos 13.000 millones de euros desde 2001, sólo el cinco por ciento de los jóvenes encuestados afirmaban practicar el conductor alternativo, mientras que en 2010 el 90 por ciento de ellos dice haberlo seguido alguna vez.

Además, siete de cada diez jóvenes encuestados conoce "perfectamente" en qué consiste esta iniciativa y ocho de cada diez reconoce ejercer un papel disuasorio para que el conductor no coja el coche si ha bebido.

Desde que se puso en marcha "Noc-Turnos" unos 20.000 jóvenes han participado en las más de 80 acciones llevadas a cabo en puntos de consumo de diferentes localidades españolas y casi 7.000 han adoptado directamente la figura del conductor alternativo.

Torremocha ha añadido que un 71 por ciento de los encuestados afirma tener la intención de ser conductor alternativo en el futuro, frente al 60 por ciento de hace diez años.

Por su parte, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha recordado que en 2001 se realizaron en España 1,8 millones de controles de alcoholemia, mientras que el año pasado se hicieron cinco millones.

"Seguimos teniendo un problema con el alcohol, a pesar de que hayan aumentado los controles, de la figura del conductor alternativo, y del inmenso avance en concienciación", ha señalado Navarro, quien ha destacado el descenso de positivos al volante de un 4,2 por ciento de positivos a un 1,8.

Según Navarro, el año pasado la Guardia Civil realizó 94.000 controles de alcoholemia que dieron positivo, de los que 8.500 arrojaron un resultado de más del doble de la tasa permitida, 0,5 gramos por litro en sangre.

Los jóvenes de 15 a 24 años son el grupo de edad con mayor descenso entre las víctimas mortales en carretera, al pasar en la última década de 1.174 a 363, lo que supone un descenso del 69 por ciento.

"En 2001 si alguien decía en una cena "no bebo porque tengo que conducir", sonaba raro y ahora decir eso suena moderno, lo que supone un inmenso paso adelante", ha reiterado.

Ha añadido que hace diez años España aparecía en el ránking europeo con 136 muertos por millón de habitante, mientras que en 2010 había 54 muertos por millón de habitantes.

"Estábamos en la cola de Europa y ahora somos uno de los países de referencia", ha señalado Navarro, al tiempo que ha destacado que la media europea es de 62 muertos por millón de habitantes y que España está por delante de países como Austria, Bélgica o Francia en materia de seguridad vial.

En cuanto al puente de Todos los Santos, en el que este año han fallecido 14 personas en la carretera, frente a las 26 del año pasado, Navarro ha dicho que el mes de octubre ha sido "excepcionalmente bueno", con 118 víctimas mortales en las carreteras españolas, frente a las 174 del año pasado y las 350 de 2004.