El 50 por ciento de los atropellos mortales a ancianos fueron en pasos de peatones:

El 50 por ciento de los atropellos mortales a ancianos fueron en pasos de peatones 1
Agencia EFE12 ago 2014
La Fundación Mapfre ha mostrado su preocupación por el elevado número de atropellos mortales a personas mayores de 65 años, la mitad de los cuales ha tenido lugar en pasos de peatones, y ha elaborado un informe con las medidas que se deben adoptar para reducir estos accidentes.

Según el informe 'Atropellos y personas mayores: lesiones, factores y propuestas', el número total de atropellos a ancianos aumentó un 8% en 2013 respecto a 2012.

En estos accidentes se contabilizaron 222 fallecimientos, 16 más que el año anterior.

El origen de estos accidentes suele encontrarse en vehículos que giran a la izquierda en intersecciones o que dan marcha atrás, en conductores distraídos que no respetan los pasos de cebra o en peatones que cruzan calzadas por lugares indebidos.

El informe, realizado sobre una muestra total de 12.000 atropellos, destaca que en muchos casos tanto los peatones como, sobre todo, los conductores, podrían haber extremado las medidas de precaución.

Así, en casi cuatro de cada cinco atropellos el conductor se considera principal o parcialmente responsable del siniestro, mientras que en casi uno de cada tres el peatón se considera autor del mismo.

Entre las medidas que propone la Fundación Mapfre para evitar estos accidentes destacan las que están relacionadas con el factor humano, como mejorar la concienciación de los conductores sobre la vulnerabilidad de los mayores y promover entre este segmento de la población el uso de ropa clara con elementos fluorescentes y reflectantes.

Además, considera necesario realizar un estudio en profundidad que permita incrementar la seguridad de los pasos de peatones, donde se producen la mitad de los atropellos mortales, así como reforzar el mantenimiento de estos lugares, mejorando su iluminación y señalización.

En esta línea, el informe sugiere promover la instalación de sistemas de detección de peatones con frenada automática, que permiten evitar el 40 por ciento de los fallecimientos por atropello, y los sistemas de detección de obstáculos traseros.