El 36 por ciento de los conductores sometidos a un control dio positivo en consumo de drogas:

La DGT prevé casi 6 millones de movimientos de coches en el puente de agosto 1
Agencia EFE14 ago 2014
Casi el 50 % de los conductores implicados en accidentes de tráfico dio positivo en consumo de drogas en las pruebas posteriores al siniestro, mientras que los controles preventivos hechos en las carreteras detectaron un 36 % de personas al volante que habían consumido estupefacientes.

Del total de movimientos, Tráfico espera que el mayor incremento de vehículos se produzca en las salidas de las grandes ciudades hacia las zonas turísticas del litoral y poblaciones con celebración de fiestas.

Estos desplazamientos afectarán, sobre todo, a las carreteras de Madrid, Barcelona, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Un 22 por ciento de los movimientos, según Tráfico, se producirán en la zona centro (Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura), un 21 por ciento en Andalucía; un 19 por ciento en Castilla y León, Asturias y Cantabria, y un 18 por ciento en la zona levantina.

El dispositivo especial comenzará a las tres de la tarde de hoy y concluirá a las doce de la noche del domingo, 17 de agosto.

Una operación que tendrá especial incidencia el viernes al ser una fecha festiva en toda España, por lo que la DGT recomienda tener especial cuidado en los desplazamientos cortos, dónde aumentarán los puntos para realizar pruebas de alcoholemia y drogas.

En el dispositivo participarán cerca de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, apoyados por miembros de la Guardia Civil Rural, así como más de 600 funcionarios y personal técnico especializado en los Centros de Gestión de Tráfico.

Además, estarán presentes más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y personal de los servicios de emergencia, tanto sanitarios como bomberos.

Trafico instalará carriles reversibles y adicionales que en los momentos de mayor afluencia circulatoria, que supondrán más de 600 kilómetros.

También, se paralizarán las obras en las carreteras, se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada y se restringirá la circulación de camiones en ciertos tramos, fechas y horas.