El 26 por ciento de los fallecidos en turismos y el 30 por ciento en furgonetas no llevaba cinturón:

El 26 por ciento de los fallecidos en turismos y el 30 por ciento en furgonetas no llevaba cinturón 1
Agencia EFE08 sep 2014
El 26 % de las personas fallecidas en accidentes de tráfico este verano que viajaban en turismos y el 30 % de los que circulaban en furgoneta no llevaba puesto el cinturón de seguridad, lo que ha llevado a la Dirección General de Trafico (DGT) a poner en marcha esta semana una nueva campaña de vigilancia.

La campaña, presentada hoy, la llevan a cabo agentes de Tráfico de la Guardia Civil junto con las policías autonómicas y locales.

Su objetivo es intensificar los controles tanto en ciudad como en vías interurbanas para comprobar que todos los ocupantes de los vehículos usan los cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil.

Esta iniciativa llevará aparejada, como en ocasiones anteriores, la difusión de mensajes en radio y en las redes sociales para subrayar la importancia que tiene utilizar lo que la Organización Mundial de la Salud ha definido como 'uno de los inventos que más vidas ha salvado', ha informado la DGT en un comunicado.

La campaña coincide con la vuelta al colegio de miles de menores y, por este motivo, la DGT recuerda que 'las prisas y los desplazamientos cortos para llevar o recoger a los niños del cole no son excusas para llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y a los niños anclados en sus sillas respectivas'.

La DGT ha explicado que, según los datos recabados este verano, el 26 % de las personas que viajaban en turismos y murieron en accidente de tráfico no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del siniestro. El dato asciende al 30 % entre los ocupantes de furgonetas.

Este porcentaje es similar al de los fallecidos sin dispositivo de retención durante todo el año pasado (171 de los 767), según la DGT, que ha precisado que pese a que el uso de dicho dispositivo de seguridad aumenta progresivamente (el número de sancionados pasó de 133.299 en 2012 a 127.900 en 2013), 'todavía queda un pequeño reducto de usuarios reticentes a usarlo'.

Por eso pone en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo una nueva campaña de vigilancia y control del uso de los cinturones de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Los mensajes que se difundirán recuerdan, entre otras realidades, que abrocharse el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, que el airbag no es eficaz si no se completa con el cinturón y que hay que abrocharlo correctamente.

Inciden asimismo en la necesidad de utilizar los sistemas de retención infantil, subrayando que el año pasado cuatro de los veinte niños menores de doce años fallecidos en turismo y furgoneta viajaban sin los mismos.

'Los sistemas de retención infantil son el mejor seguro de vida del niño, ya que 9 de cada 10 lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios. Además, un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones', explica la DGT.

Tras recordar cómo deben ir sujetos los menores, la DGT subraya que la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, que sustituye al cinturón de seguridad y reduce la probabilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta.