EDM 2014: Exito del gran festival de los clásicos

principaledmcr_3e8acb4ec1faecd1ce6f3f98e.jpg
Enrique Marco07 abr 2014
La cuarta edición del Espíritu de Montjuic volvió a superarse y logró atraer a 31.255 personas a este festival de clásicos prácticamente único en el sur de Europa. Hubo carreras de la F1 histórica y otras disciplinas, diversas atracciones y presencia de marcas como Seat, que celebró en el EDM 2014 el 30 aniversario del Ibiza.
El mejor festival de clásicos del sur de Europa se repitió el pasado fin de semana por cuarta vez consecutiva en el Circuit de Barcelona-Catalunya, el mismo escenario donde en poco más de un mes se celebrará el Gran Premio de España de Fórmula Uno. A muchos les parecerá más interesante ver a Fernando Alonso con su nuevo Ferrari con motor de 1,6 litros que no llega a los  600 cv intentando no descolgarse mucho de los Mercedes; pero para los que amamos el automovilismo clásico el Espíritu de Montjuic reúne muchos más alicientes, entre otros verdaderas carreras de Fórmula Uno con mayor número de monoplazas (de los que “hacen ruido”), o carreras de prototipos de las 24 Horas de Le Mans con motores V8 de 5 litros biturbo y de casi 1.000 cv de potencia.
Como plato fuerte se presentaba precisamente el Gran Premio Banco de Madrid de Fórmula Uno, en el que una treintena de monoplazas de los años 70 y primera mitad de los 80 que en otro tiempo fueron pilotados por grandes campeones como Lauda o Fittipaldi, entre otros, salían al trazado barcelonés a darlo todo. Que nadie piense que se trata de una exhibición o poco más, todo lo contrario, las dos mangas vistas de Barcelona abrían el calendario del FIA Masters Historic Formula One Championship, un certamen auspiciado por la Federación Internacional  de Automovilismo que comenzó este domingo y que continuará por prestigiosos trazados de Alemania, Bélgica, Inglaterra, etc (como Nurburgring o Spa) para cerrar el campeonato en Jerez el próximo 12 de octubre. Como en la Fórmula Uno moderna, tan sólo contamos con un español, pero en este caso nuestro piloto Joaquin Folch se subió al podio en las dos carreras (segundo y tercero) con su precioso Brabham BT49C de 1981.

edmcr_xa_363cea14301d992648b796fc6.jpg

Hubo hasta 6 disciplinas diferentes para todos los gustos, pero tras la F1 a nosotros nos encantaron especialmente dos, y por diferentes motivos. Una la de los Grupo C, espectaculares prototipos de los que entre 1984 y 1992 compitieron en Le Mans y que rodaban más veloces que los F1 (entre 2 y 5 segundos más rápidos por vuelta). En esta categoría también disputó una de las dos mangas Joaquín Folch y también hizo podio (tercero con un Nissan R90CK de 1990, bólido que compartía con el japonés Katsu Kubota, quien ganó su manga). Los otros protagonistas fueron el Mercedes C11 de 1989 del británico Bob Berridge y el Porsche 962 de Regout; alucinantes bólidos que rozaban los 1.000 cv de potencia para unos pesos muy contenidos y unos diseños aerodinámicos tremendos. La otra carrera que aplaudimos fue el Trofeo Javier del Arco, en la que unos cuantos pilotos españoles, algunos con rápidas y potentes máquinas como los BMW M3 E30 de Hermida o Porsche 911 de López, y otras más modestas como algunos VW Golf GTI o Renault 5 GT Turbo disputaron unas animadas y reñidas carreras.Los Mercedes C11 o Porsche 962 que décadas atrás compitieron en las 24 Horas de Le Mans brindaron un magnífico espectáculo
Pero la competición es sólo una de las vertientes del Espíritu de Montjuic, pues sólo por el ambiente del paddock merece la pena trasladase hasta este circuito ubicado en Montmeló (aunque ahora ya no se llame así, sino Barcelona-Catalunya). Seat realizó un gran despliegue de medios con una cuidada y espaciosa carpa en la que exponía varios Seat Ibiza, algunos de ellos de competición, con motivo del 30º aniversario del este popular modelo fabricado en Martorell. La marca española sacó los Ibiza a la pista; el presidente de la compañía, Jurgen Stackmann, así como el director general, Mikel Palomera, no se perdieron ni un detalle de su exposición ni de la F1 histórica; y en general Seat aprovechó este magnífico evento para compartir con el público su dedicación a la competición y a la conservación de los coches históricos, así como para celebrar el cumpleaños de su modelo más representativo.

edmcr_xb_eb8e0efe55ac6c776522bc6d6.jpg

Maserati, marca que en 2014 celebra su centenario, también instaló un visible stand en el que ofrecía paseos en el nuevo Ghibli diesel y presentaba el nuevo club de propietarios de coches de esta marca en España. Otro stand que atrajo interesados fue el del proyecto del Autódromo de Terramar, que si continúa su curso en 2016 podría estrenar un magnífico y exclusivo espacio para los amantes del motor y que reanudaría la actividad automovilística en el fuera, allá por 1923, el primer circuito de velocidad de España. Por el resto del paddock, cantidad de puestos de venta de accesorios, de merchandising, libros, asociaciones y empresas relacionadas de alguna forma con el motor. Además, el Espíritu de Montjuic está pensado para toda la familia, y no faltaban atracciones para los más pequeños, como tiovivos, circos con multitud de actuaciones, karts, etc. De hecho, las familias con niños abundaban paseando por todos los rincones.En el paddock se ubicaron muchos e interesantes stands, además de atracciones infantiles zonas de baile o conciertos, etc
Y finalizamos con otros dos atractivos ingredientes del evento. El Rally de Regularidad Targa Catalunya, en el que una veintena de clásicos de gran nivel han rodado por el trazado urbano de Montjuic, por el autódromo de Terramar y por la pista del Circuit Barcelona-Catalunya. En cuanto al concurso de elegancia “Arte en Movimiento”, destacaron en esta ocasión, y por ello se llevaron los galardones más importantes, un Maserati 250F que en 1954 pilotaba Paco Godia en la F1, un precioso Pegaso Z-102 Spider Rabassada o un Porsche 904 ex-Juan Fernández. En definitiva, un evento en alza que en sólo cuatro años se ha convertido en una de las citas europeas obligadas para los amantes de los coches clásicos y sigue los pasos -de momento a cierta distancia- del prestigioso Goodwood Revival (Gran Bretaña). En esta cuarta edición se ha continuado con la senda alcista en cuanto al número de visitantes se refiere, contabilizando la organización un total de 31.255 personas durante los tres días de este soleado primer fin de semana de abril. En cuanto a defectos, pocos y de menor importancia. Por ejemplo, echamos en falta alguna macroconcentración “monomarca” de gran colorido, como en anteriores ediciones, por ejemplo, con Ferrari; o también nos extrañó que la megafonía oficial narrara las carreras en catalán, como si pretendiesen limitar este magnífico evento al ámbito regional. Pero en general, los aficionados a los clásicos pueden estar muy satisfechos de propuestas como ésta, pues un programa de tan altísimo nivel merece todas las alabanzas y felicitaciones a los organizadores, y además se anuncia ya la quinta edición del 17 al 19 de abril de 2015. ¡Larga vida al Espíritu de Montjuic!

edmcr_xc_0514f59978f1a11b4f96b9701.jpg