Dvuelta anuncia un recurso general para la devolución de multas con límite 120:

Dvuelta anuncia un recurso general para la devolución de multas con límite 120 1
Agencia EFE10 may 2014
La organización de defensa del automovilista Dvuelta presentará un recurso general ante la Dirección General de Tráfico para que revise de oficio las sanciones por sobrepasar los 120 km/h en los tramos en los que se aumente a 130 km/h cuando este límite de velocidad sea efectivo.

El anuncio del recurso coincide con la entrada en vigor desde ayer de la reforma de la Ley de Tráfico, que prevé la posibilidad de un incremento de la velocidad límite a 130 km/h en algunos tramos de autovías y autopistas, aunque este aumento será regulado con la modificación del Reglamento General de Circulación, para la que aún no hay fecha.

El Recurso General tiene su fundamento en la Constitución Española (Art. 9, en relación con el Art. 25), que atribuye, con carácter retroactivo, efectos favorables para el infractor de aquellas normas que le pudieran beneficiar.

Según las estimaciones de Dvuelta, esta circunstancia podría afectar a prácticamente la totalidad de las multas de tráfico impuestas por sobrepasar el límite de 120 km/h en autovía y autopista, si bien habrá que esperar a ver qué tramos concretos de la red de carreteras se ven afectados por esta modificación.

La revisión de los expedientes no solamente determinará la anulación o reducción en su caso de la parte económica de la multa, sino que en otros muchos casos determinará que se anule la pérdida de puntos.

Una de la grandes 'trampas' de la nueva Ley de Tráfico se refiere a los límites de velocidad, en opinión de Dvuelta, ya que se abre la puerta a una subida de los límites en autopista y autovía y 'lamentablemente', es tal el limbo en el que se encuentra la medida -sometida a estudios, planes de implantación, análisis de señalizaciones, etc.- que mucho hace temer que pasará mucho tiempo antes de que se pueda circular más rápido en autopistas y autovías.

Dvuelta pide que la reglamentación de los límites de velocidad se base en criterios puramente técnicos y esté precedida de un debate social 'sin condicionamientos ni cortapisas, y no únicamente en razones propagandísticas'.

En este sentido, y reclamando la movilidad como factor fundamental en la evolución de la economía (como ha hecho Holanda y ha anunciado el Reino Unido), la organización se pregunta por qué razón no se aplican los mismos criterios para bajar los límites en carreteras convencionales que para subirlos en autopistas y autovías.

Apunta Dvuelta que hay una mayoría de tramos en carreteras secundarias, que jamás han registrado un siniestro, que merecerían la misma consideración para la fijación de un límite de velocidad que aquellos, en las mismas condiciones, que existen en autopistas y autovías.

En relación con la indefensión del conductor, Dvuelta recuerda que el partido en el Gobierno se comprometió en las Cortes, cuando estaba en la oposición, a derogar aquellos artículos de la Ley ahora reformada que recortaban los derechos de los conductores.

Critica la organización de defensa del automovilista que, no sólo no ha aprovechado esta reforma para cumplir con su compromiso, sino que ha profundizado en los recortes.