Dodge Journey: Flexibilidad total

Diego Zotes21 may 2008
La americana Dodge ha presentado a nivel internacional su nuevo vehículo polivalente Journey, con un aspecto elevado de SUV compacto, la capacidad de un monovolumen y la agilidad de un turismo.
Flexibilidad total
La marca americana Dodge del grupo DaimlerChrysler se ha propuesto conquistar Europa con cantidad de modelos de llamativos rasgos americanos muy admirados en nuestro continente. Primero llegó con el compacto elevado Caliber, para posteriormente completar la gama con el SUV grande Nitro y la imponente berlina media Avenger. Ahora desembarcan con el polivalente Journey que estará disponible en nuestro país para el mes de junio, con una configuración interior de 5+2 plazas, que presenta una apariencia muy a la europea a medio camino entre un Crossover y un monovolumen compacto. Eso sí, la tracción curiosamente es a las ruedas delanteras, con lo que en principio no tiene posibilidades Off-Road.

a fondo :: Dodge Journey 1

De hecho, recientemente en la presentación del Chrysler Grand Voyager, la dirección de la marca en España nos confirmó que no iba a existir una reedición del monovolumen Voyager, quizás para impulsar el lanzamiento del flexible Journey como vehículo de características similares, como un vehículo polivalente dirigido a familias jóvenes con hijos o a jóvenes de vida muy activa con un diseño algo más juvenil y elevado que tanto gusta al público actual. Por su flexibilidad y modularidad con siete asientos, gracias a una longitud de 4,88 metros, una anchura de 1,83 metros y una altura de 1,67 metros, encuentra a sus rivales en el segmento de monovolúmenes de 7 plazas como el Peugeot 807, el Ford S-Max, el Mitsubishi Grandis o el Mazda 5, entre otros. Además los precios están un punto más bajo que la mayoría de aquellos modelos, partiendo desde los 26.450 euros en el Jouney 2.0 CRD acabado SE con 5 plazas hasta los 36.452 euros del Journey R/T 2.0 CRD automático de 7 plazas de serie y un equipamiento con casi todos los extras.
Con la gran ambición que tiene la marca Dodge con este modelo Journey a nivel mundial, para propulsarlo ha elegido dos motores de gasolina y un diésel de 2,0 litros CRD, siendo éste el único que se venda en nuestro continente, que destaca por su bajo consumo y sus buenas prestaciones, acelerando de 0 a 100 km/h en 11,6 segundos (11,8 segundos con cambio automático) y alcanzando una velocidad máxima de 190 km/h (182 km/h con cambio automático). Esta mecánica diésel es la de origen Volkswagen, que también montan sus hermanos de gama, que desarrolla 140 cv a 4.000 rpm y 310 Nm a 1.750 rpm de par motor gracias a un sistema de inyección directa de alta presión por bomba, una culata de 16 válvulas y a un turbo de geometría variable con intercooler. Este motor se puede solicitar con cambio manual de 6 velocidades o por pirmera vez, con un nuevo cambio automático también de 6 velocidades con función secuencial de doble embrague (similar al DSG de Volkswagen) desarollado por Getrag. Las prestaciones que consigue el Journey con este motor son bastante dignas, sobre todo en lo que se refiere al consumo de combustible que en ciclo combinado obtiene una cifra de 6,5 litros a los 100 km con cambio manual y de 7,0 litros con el cambio automático. En la práctica, este motor se mueve con bastante agilidad, aunque relativa en tramos virados, dado que se trata de un vehículo que desplaza una masa de 1.685 kilos. El cambio automático es bastante interesante por la comodidad que supone para el conductor, haciendo del viaje un momento de expansión y diversión.

a fondo :: Dodge Journey 2

Para que el comportamiento sea lo más equilibrado posible se ha destinado una suspensión MacPherson para el eje delantero y una independiente multibrazo para el trasero, mientras que se apoya en una eficiente dirección de asistencia eléctrica que aumentan su agilidad. Para dotarlo de la máxima seguridad posible, el Journey monta de serie un sistema de frenos con discos de 305 mm delante y de 312 mm detrás, así como se beneficia de sistemas de ayuda a la conducción como ABS con EBD y asistente a la frenada, control de tracción, control de estabilidad ESP, mitigación electrónica del balanceo ERM, control de balanceo de remolque y asistente a la salida en pendiente. Entre los elementos de seguridad pasiva encontramos airbags frontales delanteros, de rodillas y laterales delanteros y de cortina para todas las plazas.
En línea con el resto de productos de la marca, el Journey presenta una imagen musculosa, atrevida y sofisticada, con un frontal "intimidador" que se caracteriza por una rejilla cromada con la característica cruz de Dodge superpuesta que muestra la imagen del carnero en su centro. Llaman la atención en su diseño general los inmensos pasos de rueda delanteros y traseros para albergar llantas de hasta 19 pulgadas, que le confieren una imagen más cercana a la de un SUV, combinadas con unos paragolpes prominentes, unas ventanillas reducidas, una línea de cintura muy marcada y un spoiler posterior sobre el portón que muestran una imagen más deportiva. Pero lo que no deja indiferente es su gran espacio interior para toda la familia, refrendado por un habitáculo de grandes dimensiones que da cabida hasta 7 pasajeros, como los mejores monovolúmenes. Los faros delanteros y traseros son muy grandes y ofrecen una buena luminosidad, a pesar de no ofrecer xenón ni como opción, así como presenta un portón de maletero de grandes dimensiones y doble ángulo que deja un tremendo espacio para la carga. El punto de exclusividad americana lo ponen los detalles cromados que se extienden por la vista exterior, como la baca del techo o los tiradores de las puertas y del portón, pero siempre evitando la sobrecarga visual.

a fondo :: Dodge Journey 3

El interior del Journey, se ha confeccionado para dar respuesta a cualquier necesidad de espacio y flexibilidad. Por ello presenta una llamativa configuración de asientos y maletero propios de un monovolumen. De serie monta 5 plazas mientras que en los acabados superiores SXT y R/T vienen con 7 plazas, las dos últimas ocultables bajo el piso del maletero, es decir, la flexibilidad de los asientos es total. El habitáculo es todo un guiño a la funcionalidad y capacidad de transporte de objetos y personas, por lo que el acceso es muy sencillo con puertas que abren hasta 90º. La capacidad del maletero con cinco plazas habilitadas es de 783 litros, siendo tan sólo de 155 litros si se habilitan también las dos traseras, mientras que puede llegar hasta los 2.296 litros si se abaten los asientos de la segunda y tercera filas. De hecho, con todos estos asientos abatidos y el del acompañante se pueden transportar objetos de hasta 2,8 metros de longitud. Todos los asientos están colocados de forma escalonada hacia los asientos traseros, de forma que todos los pasajeros disfruten de la máxima visibilidad. Gran cantidad de compartimentos portaobjetos recorrren el habitáculo, como uno bajo el cojín del acompañante, otro en el salpicadero frente al acompañante, dos huecos a los lados para albegar objetos y hasta 12 latas bebida de 33 cl con su hielo. La segunda fila de asientos se puede desplazar longitudinalmente hasta 60 mm para longitudinalmente para aprovechar mejor esas plazas o dejar más a la tercera fila de asientos o al maletero. El acceso a la tercera fila de asientos es muy cómodo mediante el sistema Tilt´N Slide, que pliega los asientos de la segunda fila con un movimiento dejando un gran espacio. Los asientos de la tercera fila se puede inclinar hasta 6 grados para hacer más confortable el desplazamiento.
El estilo interior se muestra muy moderno, con una presentación bastante atípica del salpicadero y de la consola central. Protagoniza la escena una prominente consola central de una pieza y ubicada de forma oblicua, desde donde se manejan los sistemas de climatización, audio y navegación. En la zona superior preside una pantalla a color con los datos del navegador. Atípico también es el cuadro de mandos con tres relojes circulares iluminados en color azul, encastrados en una caja cuadrada de aspecto clásico. El volante es el típico de Dodge, tapizado en cuero y con los mandos de audio y el control de velocidad de crucero. En la consola superior del techo presenta un espejo cóncavo para el control de los pasajeros menores de las plazas traseras y en la mitad del techo la pantalla retráctil del sistema de entretenimineto por DVD, en las versiones más altas.
El equipamiento de serie del Journey es muy completo, dividiéndose en tres versiones de acabado, el SE, SXT y R/T, donde no falta de serie las llantas de aluminio, tapicerías de alta calidad, sistemas de audio de gran calidad y sistema de climatización. Entre las opciones más llamativas encontramos el techo solar, el sistema de cámara trasera de apoarcamineto, sistema multimedia de DVD, sistema de navegación o telefonía de manos libres por Bluetooth.