Dodge Journey: Para familias aventureras

Diego Zotes12 jun 2008
Aprovechando el Salón del Automóvil de Madrid, Dodge ha lanzado para España el Journey. Con unas características entre SUV, turismo y monovolumen, ya está a la venta en todos los concesionarios de la marca.
Para familias aventureras
Tras la presentación internacional del Journey en el norte de Europa, hace algo menos de un mes, la marca americana ha aprovechado el reciente Salón del Automóvil de Madrid para hacer la puesta de largo del nuevo modelo a nivel nacional. Ahora mismo y desde hace unos días, ya está disponible en todos los concesionarios de la marca en España. En ese Salón de Madrid ha suscitado cantidad de opiniones y dudas acerca de cuál es el segmento al que pertenece, puesto que goza de las cualidades de un monovolumen combinadas con las de un turismo y la apariencia de un SUV. Realmente es un vehículo polivalente que pretende ofrecer espacio y amplitud sin renunciar en absoluto al equilibrado comportamiento de un turismo.

a fondo Dodge Journey 1

De hecho, se muestra como una alternativa tanto a monovolúmenes compactos de 7 polazas como a vehículos SUV compactos tanto por tamaño como por capacidad, encontrando entre sus rivales al Ford S-Max, al Mitsubishi Grandis, al Opel Zafira, al Renault Grand Scénic o, entre los segundos, al Mitsubishi Outlander, al Peugeot 4007 o al Citroën C-Crosser. En principio se clasifica como monovolumen, puesto que no tiene tracción total ni en opción, con lo que mecánicamente no se puede equiparar a un SUV. Los precios, sin embargo, son notablemente más bajos que cualquiera de sus rivales en cualquiera de los segmentos, arancando en los 26.400 euros en el acabado básico SE de 5 plazas y alcanzando los 36.452 euros en el acabado R/T con cambio automático. Estos precios sin contar con los grandes descuentos que se ofrecen por familia numerosa, bajando la cifra en unos 3.000 euros respecto al precio inicial.
El único motor que viene a nuestro país para el Journey, dado que el 80% de la demanda de estos vehículos es de mecánica diésel, es el turbodiésel 2.0 CRD 16 válvulas de origen Volkswagen que desarrolla una potencia de 140 cv a 4.000 rpm y un par motor de 310 Nm a 1.750 rpm. Este reconocido motor está compartido con otros modelos de la gama como el Caliber o el Avenger así como otros del mismo grupo como el Jeep Compass o el Patriot. La verdadera novedad es que por primera vez en la marca, además de un cambio manual de 6 velocidades, se ofrece el cambio automático de doble embrague también de 6 velocidades desarollada por Getrag, conocida en el grupo Volkswagen por la famosa denominación DSG. Las prestaciones con este motor son realmente buenas, cosiguiendo acelerar de 0 a 100 km/h en 11,6 segundos con el cambio manual y en 11,8 segundos con el automático, mientras que los consumos no son demasiado elevados a pesar de arrastrar un peso de entre 1.850 y 1.900 kilos, siendo de 6,5 litros a los 100 km en ciclo combinado con el cambio manual y de 7,0 litros con el cambio automático según datos oficiales.
El diseño exterior del Journey ya nos avanza que no nos encontramos ante un monovolumen convencional, puesto que a pesar de ostentar un habitáculo muy amplio, su carrocería muestra dos volúmenes bien diferenciados y presenta un aire mucho más juvenil y dinámico de lo habitual en el segmento. El frontal recoge la agresividad típica de la familia Dodge, con unas ópticas grandes y una cruz cromada de grandes dimensiones en la parrilla trapezoidal. La musculosa vista lateral se caracteriza por unos pasos de rueda muy abombados, que recogen llantas de aleación desde las 16 pulgadas, y una gran superficie acristalada que permite una gran visibillidad. Observamos sobre el techo los dos raíles de carga que se ofrecen de serie desde el acabado básico SE, cromados en los acabados superiores. La zaga ostenta el aspecto más SUV del conjunto, con una imagen elevada sobre el suelo y potentes ópticas horizontales. Está presidido por un inmenso portón que alcanza al paragolpes para facilitar el acceso de la carga al maletero y coronado en su parte superior por un discreto spoiler que sugiere mayor deportividad.
Pero lo verdaderamente interesante para las familias con hijos a las que está dirigido es la flexibilidad interior, con una inusual cantidad de huecos portaobjetos, uno grande sobre la guantera, otro oculto bajo el asiento del acompañante, dos a ambos lados del piso de la segunda fila de asientos y otro grande bajo el maletero. Excepto el acabado básico SE que monta 5 plazas, los acabados SXT y R/T se ofrecen de serie con 7 plazas, con las dos últimas filas abatibles y la tercera ocultable bajo el piso. Para mejorar el acceso de los pasajeros las puertas traseras se abren en un ángulo de 90 grados. Además de la flexibilidad y modularidad del habitáculo, se ha trabajado intensamente para brindar la mayor ergonomía de los mandos y de la postura de conducción. Los asientos ubicados en posición baja, regulables en todos los parámetros, el volante de piel regulable en altura y profundidad y el cambio sobreelevado situado en la consola central consiguen que la posición al volante sea tan cómoda como la de un turismo.
Para hacer más agradable la vida a bordo y hacer más interesante la adquisición de este vehículo, el equipamiento en casi todos sus acabados es notablemente extenso, con elementos de serie como un compartimento refrigerado para latas de refresco sobre la guantera, portavasos iluminados, tapicería Yes Essentials que repelen manchas y olores, además de varios enchufes de 12 voltios para dispositivos electrónicos. En los acabados superiores se puede optar por un sistema de audio y entretenimiento con sistema de disco duro de 20 Gigas MyGig con pantalla de DVD trasera, una cámara de visión trasera y un adaptador para iPod y MP3, por un sistema de teléfonía manos libres por Bluetooth denominado U-Connect, y un innovador climatizador trizona para las versiones con 7 plazas.