Doble cumpleaños de Ford: Mito en el deporte del Motor

Autocity18 ago 2008
En los 105 años de historia de Ford, la competición ha sido parte fundamental de la compaa y, durante todo este tiempo, toda una serie de emblem᭡ticos modelos han conseguido grandes logros en todas las modalidades deportivas.
En los 105 años de historia de Ford, la competición ha sido parte fundamental de la compañía y durante todo este tiempo, toda una serie de emblemáticos modelos han conseguido grandes logros en todas las modalidades deportivas. Por ello, el pasado mes de julio la marca americana celebró dos hitos que han hecho famosa a Ford Motor Company en la historia del automovilismo. Por una parte, en Francia se celebrará el centenario del Ford T con motivo del Le Mans Classic; y, por otra, en el Festival de la Velocidad de Goodwood (Inglaterra) se conmemoraron los 40 años del Escort.

a fondo :: Doble cumpleaños de Ford 1

Dos coches únicos y especialmente restaurados para la ocasión retornaron al famoso circuito de La Sarthe, en Le Mans. Se trataba de un Ford modelo T Montier de 1923 y un Ford Capri RS2600 de 1973. Este último bajo la bandera y los colores de la “Ecurie Ford France”.
“Desde su primera edición, las 24 Horas de Le Mans han sido muy importantes en la historia de Ford. Estamos encantados de poder continuar nuestra presencia en este escenario a través de la participación en el Le Mans Classic”, dice John Fleming, presidente y jefe operativo de Ford Europa. “Es muy oportuno que este año, en el centenario del legendario modelo T, hayamos decidido estar presentes en Le Mans con un original y magníficamente restaurado T Montier de 1923, junto con un bello ejemplo de un verdadero clásico de Ford, el Capri RS2600 Mark I”.
El Escort en Goodwood
Aunque en el Goodwood Festival of Speed también hubo un momento para homenajear al Ford T, el gran protagonista en este evento del sur de Inglaterra fue el Escort. Cuarenta años hace que este insigne modelo vio la luz, estando presente en el mercado europeo desde su aparición en 1968 hasta 1999, cuando dejó de fabricarse para dar paso al nuevo Focus. Ford siempre estuvo volcada en el mundo de la competición y tuvo varios modelos Escort compitiendo en distintas disciplinas, pero desde su introducción el Escort triunfó en el mundo de los rallyes.

a fondo :: Doble cumpleaños de Ford 2

Rallyes hubo siempre, pero el mundial como tal no comenzaría a disputarse hasta 1973, al principio sólo con una clasificación reservada a los constructores, y a partir de 1979 también para los pilotos. Ese año inaugural supondría un punto de inflexión para Ford, al vencer en marcas y en pilotos con el sueco Björn Waldegaard. El legado del Escort, con 31 triunfos en pruebas del mundial, a las que hay que añadir otras 12 victorias en rallyes internacionales de primer nivel en el período 1968-1972, ha permanecido bien vivo a lo largo de los años, pues hasta 2006 y 2007 Ford no volvió a repetir el éxito que obtuvo con el Escort, ya con el Focus, modelo que continúa por tercer año consecutivo liderando las marcas del mundial.
Para rendir homenaje a este mítico modelo, en Goodwood estuvieron presentes pilotos como el actual piloto oficial de Ford, el finlandés Mikko Hirvonen, el británico Matthew Wilson, el patrón del equipo Ford del mundial, Malcolm Wilson, y otros grandes nombres del pasado como el propio Waldegaard o Sir John Whitmore, figura de la categoría de turismos de los años 60.
Le Mans Classic y el Ford T
2008 es el año del centenario del Ford T, el coche que literalmente puso el mundo sobre ruedas. Sin el Modelo T, el automóvil nunca hubiese disfrutado del gran desarrollo que registró a principios del siglo XX. Más de 15 millones de Ford T fueron producidos usando métodos revolucionarios en su época, creándose así el primer coche del pueblo, un vehículo de “bajo coste” creado antes de tiempo y nacido de la determinación de un visionario, Henry Ford.

a fondo :: Doble cumpleaños de Ford 3

Ford, fundador de la industria moderna del automóvil, también fue pionero en los deportes de motor, símbolo del dinamismo de la empresa y motor del desarrollo tecnológico de la industria. Ford como compañía nunca ha perdido su pasión por la competición, así que para celebrar el centenario del “Coche del siglo XX”, la compañía ha dedicado recursos a la restauración del T-Montier. Este significativo vehículo, con motor de 4 cilindros en línea y 2.008 cc, tomó parte en la primera edición de las 24 Horas de Le Mans, en 1923 (terminó 14º de 33 participantes), y recibe el nombre de uno de los dos pilotos que lo condujo, Charles Montier. Nunca antes ha participado un coche tan antiguo en este prestigioso meeting bianual que es el Le Mans Classic.
El Le Mans Classic 2008 también vio al icónico Ford Capri con el vivaz color tradicional azul y blanco de la “Ecurie Ford France”. El Capri RS2600, con su motor V6 de 2.995 cc y casi 400 cv, sigue siendo un modelo elegante y dinámico, como le corresponde por haber sido el más importante competidor de las carreras de turismos de principios de los 70. Tras una minuciosa restauración, este Capri, que compitió en las 24 Horas de Le Mans de 1974 con el trío Glemser-Fitzpatrick-Heyer fue conducido por un equipo de tres pilotos liderado por Jean-Louis Schlesser, piloto que ha obtenido múltiples títulos en disciplinas tan variadas como el mundial de Sport y las carreras Rally-Raid desérticas. En esta categoría estuvieron presentes un número significativo de vehículos Ford, incluyendo los Mustang y las unidades originales Ford GT40 que alcanzaron la segunda y tercera posiciones en el terceto dominador de la legendaria edición de 1966.