Diésel o gasolina, ¿qué contamina más?: 4 de cada 10 españoles piensan que el diésel

dieselogasolina_caec329a446153fc52ea2ea66.jpg
Raúl Toledano02 oct 2015
Según un estudio llevado a cabo por Acierto.com, un 41,8% de los españoles no sabe que los coches diésel son más contaminantes que sus homólogos de gasolina ni tampoco cómo afectan a la calidad del aire y a la salud de la población.
El caso Volkswagen ha desatado la polémica no sólo en lo relativo al fraude de esta compañía en las emisiones de sus vehículos diésel, sino también al problema de salud pública que este tipo de motores ha creado en las principales ciudades europeas. Sin embargo, el desconomiento de los usuarios sobre los problemas derivados del diésel es alto, por lo menos en España, donde el usuario asocia la cifra de dióxido de carbono (CO2) emitido con lo que contamina un vehículos. Un 41,8% de los españoles no sabe que los coches diésel son más contaminantes que sus homólogos de gasolina.Un 41,8% de los españoles no sabe que los coches diésel son más contaminantes que sus homólogos de gasolina
Pero, ¿están en lo cierto? Desde luego que no. Además del dióxido de carbono -que es verdad que los diésel emiten menos porque se trata de un valor asociado al consumo de carburante, y éste es menor en un diésel que en un gasolina-, el problema real de la contaminación producida por los vehículos de gasóleo se deriva de las emisiones de los óxidos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos (HC), dióxido de azufre (SO2) y nanopartículas.
En el caso concreto de España se supera desde hace más de cinco años los límites de dióxido de nitrógeno (NO2) establecidos por la UE, un gas cuya acumulación en el aire de las grandes urbes se debe en cerca de un 90% precisamente a los vehículos diésel.España supera desde hace más de cinco años los límites de dióxido de nitrógeno (NO2) establecidos por la UE
En este sentido, diversos estudios sostienen que hay una relación directa entre los niveles de motores diésel en las grandes ciudades y el empobrecimiento de la salud de sus habitantes. Entre otros efectos, cabe citar desde irritación pulmonar y ocular, hasta la aparición de enfermedades respiratorias crónicas y cerebrovasculares. Estos efectos negativos en la salud son especialmente graves en el caso de ancianos, enfermos crónicos y niños, que pueden llegar a sufrir un desarrollo pulmonar más lento.
El desconocmiento no está reñido con la sensibilidad, y los españoles, según este mismo estudio, sí que la tienen. Un 76,9% de los encuestados se muestra a favor de limitar el tráfico de vehículos privados en el centro de las ciudades si se superan los niveles legales de contaminación.Un 76,9%, a favor de limitar el tráfico en el centro de las ciudades
Sin embargo, la sensibilidad de los españoles ante el problema de la contaminación disminuye ligeramente cuando entra en conflicto con sus bolsillos. Un 40,1% afirma no estar dispuesto a pagar más por un vehículo responsable con el medio ambiente. Esta búsqueda del ahorro sirve para explicar el porqué los vehículos diésel cuentan con una cuota de mercado (63,4%) tan elevada en nuestro país, por considerarse más eficaces en términos de consumo de carburante que los gasolina.Un 40% de los conductores no está a favor de pagar más por automóviles menos contaminantes