Detenido tras circular 74 kilómetros con el volante de su coche inmovilizado:

Agencia EFE12 ago 2011
Un joven de 22 años ha sido detenido por la Policía Foral en Zuasti tras circular durante 74 kilómetros con el volante inmovilizado por los agentes después de haber eludido el pago de combustible en una gasolinera y ser multado en el municipio navarro de Marcilla.

El joven, súbdito francés vecino de una localidad de la Isla de Francia (L"Haÿ-les-Roses), ha sido acusado de un delito contra la seguridad vial por "conducir con temeridad manifiesta con peligro para la vida y la integridad de las personas".

En concreto, según ha informado hoy el Gobierno foral en un comunicado, el conductor recorrió 74 kilómetros de la Autopista de Navarra (AP-15) -desde el kilómetro 29 en Marcilla hasta el kilómetro 103 en Zuasticon un sistema de inmovilización colocado en el volante de su coche, pese a "no disponer de la movilidad propia de un vehículo normal".

La intervención policial se inició el pasado martes, día 9 de agosto, cuando el joven fue sorprendido en el kilómetro 27 de la Autopista de Navarra (AP-15) "cuando conducía a gran velocidad y realizaba adelantamientos sin señalizar".

Una patrulla dio el alto al vehículo dos kilómetros después, en el kilómetro 29 de la AP-15, y sancionó al conductor con una falta administrativa "por una conducción no diligente".

Durante el tiempo en que el vehículo estuvo detenido, a los agentes se les comunicó que un turismo, que coincidía con la descripción de este coche, se había marchado sin pagar tras repostar en una gasolinera de Valtierra.

Los policías forales constataron que se trataba del mismo conductor y procedieron a inmovilizar el vehículo con un cepo en el volante, hasta que el infractor abonara el importe tanto de la gasolina consumida como de la multa por la conducción irregular.

El conductor no tenía en ese momento el importe en metálico de la multa, que debía abonar en el mismo momento de recibir la sanción, y el vehículo se quedó en el lugar, inmovilizado.

Tiempo después la patrulla se acercó a ver si había vuelto el conductor imputado y observó que el coche ya no se encontraba allí, por lo que se puso en marcha un dispositivo para localizarlo.

El vehículo fue hallado posteriormente en la estación de servicio de Zuasti (Valle de Iza), de la Autopista de Navarra (AP-15), situado a 74 kilómetros del lugar en el que había sido inmovilizado.

En el momento en que encontraron al conductor, éste estaba pidiendo una sierra a unos motoristas para romper el sistema de inmovilización de su vehículo.

Los agentes comprobaron además que el joven tenía suspendido su permiso de conducir francés hasta noviembre de 2011 y, además, contaba con varios antecedentes policiales en su país.