Detectan menos referencias a la seguridad en la publicidad sobre coches:

Detectan menos referencias a la seguridad en la publicidad sobre coches 1
Agencia EFE06 ene 2014
Las campañas publicitarias de las marcas de vehículos han centrado la atención en valores como la velocidad, la potencia, el diseño y últimamente el consumo y las emisiones de dióxido de carbono, en detrimento de la seguridad de los coches.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre (Cesvimap), con sede en Ávila, en un estudio realizado en colaboración con la Fundación Mapfre sobre la evolución de los sistemas de seguridad entre 2007 y 2012.

La investigación ha llamado la atención sobre la 'muy llamativa' falta de referencia, en las campañas publicitarias, a la seguridad activa y pasiva de los vehículos.

A esta situación se suma el que los consumidores 'no suelen demandar información precisa' sobre los elementos de seguridad y que 'no existe cultura de la seguridad incorporada al vehículo', explica Mapfre en una nota informativa.

Para el centro de investigación, resulta necesaria una 'gran labor de divulgación y popularización' de lo que puede aportar un vehículo en relación con la seguridad activa y pasiva, para evitar así un accidente de tráfico o aminorar sus consecuencias.

En este sentido, el informe ha determinado que la evolución de los sistemas de seguridad activa y pasiva en los vehículos han sido uno de los 'principales factores' en la 'notable reducción' del número de víctimas en accidentes de tráfico en los últimos años.

'La renovación constante del parque de vehículos, con más y mejores sistemas de seguridad, está contribuyendo a la disminución de fallecidos y de lesionados graves', ha destacado además de apuntar que el desarrollo tecnológico va 'estrechamente ligado' al progreso económico de una zona geográfica.

Así, el estudio ha constatado que la actual coyuntura económica ha influido a la hora de aplicar soluciones tecnológicas a un medio de transporte 'tan masivamente utilizado' hoy día como es el automóvil.

Aunque las ventas de turismos, en los seis años estudiados, 'casi se han reducido a la mitad', el descenso ha sido 'mucho más pronunciado' en los segmentos medio-bajo, los 'más populares' y tradicionalmente los más vendidos y que han impulsado las ventas en años de bonanza.

No obstante, el estudio reconoce que los fabricantes, en cualquiera de los tipos de elementos de seguridad del vehículo, han realizado un 'importante esfuerzo' para ofrecer la mayor cantidad posible de innovaciones en esta materia 'a costes cada vez menores'.

Sobre la seguridad activa y pasiva del vehículo, el elemento fundamental de integración, según el estudio, debe centrarse en la incorporación de la tecnología de seguridad 'imprescindible en todos los vehículos', aunque será 'el juicio de los mercados' el que finalmente dé el veredicto final.

Así, por ejemplo, la distribución electrónica de frenada, de serie desde hace tiempo en casi todos los segmentos, ha evolucionado 'claramente al alza', mientras que otros elementos como el airbag de rodilla han pasado a ser 'prácticamente inexistentes'.

En cuanto a si existen diferencias de seguridad entre modelos idénticos en función del mercado de venta, el estudio ha comparado tres superventas de tres segmentos distintos y tres fabricantes diferentes en cuatro de los mercados más importantes de la Unión Europea.

En comparación con Reino Unido, Alemania y Francia, el comprador español 'no se encuentra, en general, en peores circunstancias'.