Desciende el tráfico en la frontera, con colas de 3 kilómetros en Irun:

Desciende el tráfico en la frontera, con colas de 3 kilómetros en Irun 1
Agencia EFE04 ago 2014
La autopista AP-8 ha recuperado una relativa normalidad tras un inicio de mes de agosto que, como todos los años, se ha caracterizado por largas retenciones causadas por el tráfico procedente de Europa, ya que las colas han llegado hoy a los 3 kilómetros en el peaje de Irun, una cifra habitual este mes.

El flujo de tráfico que atraviesa la frontera ha descendido hoy tras el pico marcado el pasado 1 de agosto, el momento en el que, cada año, se concentra el mayor número de vehículos que pasan a por Irun procedentes de Francia y el norte de Europa en dirección a Marruecos, Portugal y el sur de España.

El paso fronterizo ha superado su primer aluvión de tráfico veraniego, el menos problemático de la época estival, con colas el pasado viernes de 7 kilómetros de longitud, los que separan el peaje de Irun con la frontera con Francia.

Estas retenciones eran mucho más largas en realidad, ya que se prolongaron durante toda la jornada del viernes muchos kilómetros en suelo francés.

El inicio y final de agosto marcan los dos puntos críticos del paso de la frontera, en los que unos 25.000 vehículos atraviesan diariamente el paso de Biriatou, según estimaciones de ASF, la empresa que gestiona la autopista francesa A-63.

El departamento vasco de Seguridad ha previsto que durante el verano, el número de vehículos en tránsito internacional que atravesará las carreteras vascas será de 1.675.000, mientras que en total, sumando los viajes locales, se esperan 3.300.000 desplazamientos.

Las previsiones que la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco presentó a principios de verano se están cumpliendo, según ha informado hoy la directora, Garbiñe Sáez Molinuevo, quien ha destacado que el tráfico internacional ha causado retenciones en los puntos previstos, pero no ha habido incidencias importantes.

Además, la siniestralidad ha descendido, ya que, desde que se puso en marcha el dispositivo especial de verano, el pasado 27 de junio, sólo ha habido un fallecido en accidente de tráfico en las carreteras vascas.

Las retenciones se han generado en los puntos esperados, ya que, además de en la frontera, el peaje de Armiñón (Álava), registró colas de hasta 8 kilómetros en sentido a Madrid el viernes, mientras que en el enlace de la N-622 con la A-1 en Vitoria hubo colas el viernes de hasta 6 kilómetros.

En este punto todavía hoy se han producido retenciones de 2 kilómetros, que ya han sido absorbidas.