De la Rosa agasajado en Monza por su Gran Premio número 100 en Fórmula Uno:

De la Rosa agasajado en Monza por su Gran Premio número 100 en Fórmula Uno 1
Agencia EFE09 sep 2012
El español Pedro de la Rosa (HRT) recibió hoy, sábado, en Monza, el homenaje de un elevado número de integrantes de la parrilla -entre ellos, el de su compatriota Fernando Alonso (Ferrari), líder del Mundial, que se unió a última hora- con motivo de su centésimo Gran Premio en Fórmula Uno.

De la Rosa, de 41 años, debutó con Arrows, en 1999, y ha pilotado para Jaguar, McLaren -equipo con el que logró su mejor resultado, un segundo puesto, en Hungría 2006- y Sauber, antes de convertirse este año en el capitán del HRT.

El piloto español, que estuvo acompañado por su mujer, Reyes, y sus hijas -Georgina, Olivia y Luna- fue agasajado por una amplísima representación del 'paddock', en un acto tras el cual manifestó sentirse 'muy emocionado'.

En el 'motorhome' del equipo español, De la Rosa -que recibió, entre otros muchos regalos, un casco en el que figura inscrita la cifra de 100, los Grandes Premios que cumplirá en el de Italia, que se correrá mañana en Monza; y un libro que recuerda sus mejores momentos en F1- estuvo rodeado por todos los miembros de su equipo.

Entre los mismos destacó el jefe del equipo, el expiloto español Luis Pérez Sala, su compañero indio Narain Karthhikeyan y los probadores, el también barcelonés Dani Clos y Ma Qing Hua, que al rodar este viernes en el primer entrenamiento libre, se convirtió en el primer chino en correr en F1.

También asistió el francés Jean Todt, presidente de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), así como una amplia delegación de Williams, encabezada por Sir Frank, fundador del equipo, que estuvo acompañado por los pilotos de su escudería, el venezolano Pastor Maldonado (ganador del Gran Premio de España) y el brasileño Bruno Senna -el sobrino del mito, Ayrton, triple campeón mundial y fallecido trágicamente en Imola en 1994-, así como el probador del equipo, el finés Valtteri Bottas.

No faltaron, obviamente, representantes de sus exequipos. El suizo Peter Sauber, patrón de la escudería que lleva su nombre, asistió junto a su pilotos, el mexicano Sergio Pérez -segundo en Malasia y tercero en Canadá- y el japonés Kamui Kobayashi.

Tampoco faltaron al acto el triple campeón mundial austriaco Niki Lauda, el que fuera su jefe de equipo en Jaguar y con quién, en su día, Pedro sufrió los peores momentos en F1, cuando, tras una serie de maniobras que le disgustaron, De la Rosa se quedó sin equipo.

Y sobre todo, hubo una amplia representación del equipo que le repescó y del que guarda su mejor recuerdo: McLaren. Con el que festejó su mejor resultado en 2006, al acabar segundo en Hungría hace seis años.

Allí estuvieron el inglés Martin Whitmarsh, el jefe de equipo de la escudería de Woking, así como su compatriota Paddy Lowe, director técnico. Y el expiloto austriaco Axel Wurz, que coincidió como probador de McLaren junto al piloto catalán, a cuyo homenaje tampoco faltó el inglés Ross Brawn, jefe de equipo de Mercedes y que hace tres años unió de nuevo su camino al del alemán Michael Schumacher -el 'hombre record' de la F1-, con el que festejó gran parte de sus éxitos deportivos.

Brawn, que en 2009 hizo campeón del Mundo, con la escudería que llevaba su nombre, a Jenson Button, ahora en McLaren y que viene de ganar en Spa-Francorchamps, se mostró especialmente cariñoso con Pedro y firmó una dedicatoria en el libro de su trayectoria en la que le recordaba que tienen pendiente una carrera en bici.

Tambien asistieron, entre otros muchos, el italiano Matteo Bonciani, jefe de prensa de la FIA y Marc Gené, otro de los españoles que compitió en Fórmula Uno y que ahora es probador de Ferrari.

Al acto, en el que se proyectó un vídeo y que estuvo acompañado por una merienda rica en pinchos y en la que no faltó ni la tarta, ni el champán, se unió, a última hora, después de concluir -tras una jornada difícil- la reunión con sus ingenieros, Fernando Alonso, que asistió junto a su representante, Luis García Abad.

El doble campeón mundial asturiano, líder del Mundial -que mañana buscará la remontada en Monza, donde saldrá décimo- tampoco se quiso perder, bajo ningún concepto, el homenaje a Pedro de la Rosa.

Adrian R. Huber