Dany Torres vence en el décimo aniversario del "freestyle" en Las Ventas:

Agencia EFE16 jul 2011
El español Dany Torres se impuso en el décimo aniversario del Red Bull X-Fighters, el espectacular certamen del "Freestyle", en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, ante un cartel que englobaba a lo mejor del panorama internacional de la especialidad.

Un año más, el coso taurino se volvía a llenar para contemplar un espectáculo que poco tiene de tradición española y donde el toro y el matador se suplieron por motos de motocross y pilotos capaces de realizar todo tipo de cabriolas en el aire con sus monturas.

La competición comenzaba con dos sustos, algo habitual también en la cita madrileña. El primero lo daba en la mañana de hoy el australiano Robbie Maddisson, el último vencedor en Madrid, quien en los entrenamientos sufría un accidente y debía ser trasladado al hospital, desde donde contempló la competición nocturna.

El segundo lo dio el francés David Rinaldo quien en una conjunción de Backflip con doble "grown" (giro vertical sobre el eje de la moto al mismo tiempo que la agarra sólo por el sillín) no conseguía aterrizar bien y caía de bruces. Tuvo que ser evacuado en camilla.

De la ronda previa se clasificaron el español Maikel Melero, que llegó directo a semifinales ante la ausencia de Maddison, y el chileno Javier Villegas.

Con un cartel espectacular, con presencia de los mejores "raiders" del mundo, Dani Torres se clasificaba para semifinales tras vencer en cuartos al propio Villegas, y en penúltima ronda se deshacía del australiano Josh Sheeham.

En la final se encontraba con el australiano Blake "Bilko" Williams, el más espectacular en cada una de las rondas disputadas, pero una refinada ejecución de los saltos, la utilización de cada una de las rampas dispuestas y la conexión con el público, para lo que finalmente se organiza esta competición, decantaron el triunfo para el español quien ya consiguió la victoria en 2009.

Entre sus trucos dispuso diverso trucos antológicos como el "backflip cordobés" (el piloto gira sobre su moto hacia atrás al mismo tiempo que adelanta su cuerpo sobre su manillar sujetándose sobre éste de pies y manos), el "backflip tsunami" (el piloto gira con su moto sobre su eje de manera que se llega a colocar vertical sobre el suelo al mismo tiempo que tiene su moto sobre su cabeza), un "picapiedra" (en el aire se coloca a un lateral de la moto y hace como si corriera).

Así, en total fueron dos horas y media de espectáculo en donde los espectadores, la plaza estuvo llena hasta la bandera, pudieron contemplar un espectáculo de danza flamenca y ecuestre, un "backflip" (giro hacia atrás sobre el eje de la moto) del belga Gilles Dejong con la KTM con la que Marc Coma venció en el pasado Dakar, y un concierto de música.

Y todo tipo de saltos y cabriolas que pese al paso de los años, diez ya en Madrid, nunca dejan de sorprender al público con trucos, nuevos saltos y combinaciones en donde se juega con la ley de la gravedad y se superan los límites de lo imaginable.