Dacia Sandero Stepway: El SUV anticrisis

a fondo Dacia Sandero Stepway 1
Enrique Marco12 jul 2009
El Salón de Frankfurt acoge la propuesta más campera de Dacia, el Sandero Stepway, para solventar la crisis de los más atrevidos con una carrocería elevada 20 mm sobre el suelo y un peso muy liviano de poco más de 1.000 kilos.
El SUV anticrisis
Evidentemente este nuevo Dacia no es un todoterreno, entre otras cosas porque no tiene tracción a las cuatro ruedas, pero gracias a su distancia libre al suelo elevada en 20 centímetros y a sus protecciones añadidas a los bajos de la carrocería, el nuevo Sandero Stepway permitirá al usuario adentrarse por caminos con mayor confianza. Se trata de una propuesta similar a la que Skoda realiza con los nuevos Yeti o Roomster Scout, o Volkswagen con el Cross Polo; en este caso un trabajo que tiene el Sandero como punto de partida. Así las cosas, estamos ante un vehículo que promete un precio muy competitivo y con el que se podrá transitar por caminos con ciertas garantías.
Se puede ver durante estos días en el Salón del Automóvil de Barcelona, y se pondrá a la venta en nuestro mercado durante el próximo mes de septiembre. Aunque en Brasil y Argentina el Sandero Stepway ya se vende desde finales de 2008 bajo la marca Renault, a España y otros mercados europeos llegará como modelo de Dacia y se fabricará en la planta rumana de Pitesti.
Derivado de Sandero pero 20 centímetros más alto, este nuevo Dacia tiene unas cotas off road similares a las de los modernos SUV. No tiene tracción a las cuatro ruedas ni autoblocante, pero su bajo peso (1.095 kilos el gasolina y 1.141 kilos el diésel) será también un aliado a la hora de desenvolverse con soltura por terrenos algo complicados. Además juega con la baza de una tecnología ya muy probada que le augura una buena fiabilidad. Eso sí, no tendrá un equipamiento de primera línea.
Las dos mecánicas con las que en septiembre estará en los concesionarios el Dacia Sandero Stepway son una degasolina y otra diésel: 1.6 MP de 90 cv y 1.5 dCi de 70 cv. La opción diésel destaca por su bajo nivel de emisiones y consumos (menos de 140 g/km de CO2 y 5,3 l/100 km de gasto medio) aunque sus prestaciones son algo pobres (150 km/h y 16,7 segundos de 0 a 100 km/h). Más ágil es el modelo de gasolina, el cual acelera de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos y alcanza los 163 km/h; aunque en este caso su consumo medio se eleva hasta los 7,6 l/100 km.