Dacia Duster 4x4: Mi primer todoterreno

a fondo Dacia Duster 4x4 1
Raúl Toledano20 dic 2011
Como coche ‘low cost’ el foco de la sospecha le apunta. Una semana con él, con su tracción 4x4 y su motor turbodiésel Renault de 110 cv los fantasmas se alejan. El Dacia Duster, el SUV más barato del mercado, es tan ágil como divertido
A fondo

-Agilidad
-Capacidad off road
-Precio
-Equipamiento de serie
-Materiales y ajustes
-Ruidos mecánicos y aerodinámicosComo es así, deshilachado, que no entiende de glamour y estridencias, el Dacia Duster en su versión 4x4 más campera se convierte en el SUV medio más austero, funcional y capaz para la conducción fuera de asfalto gracias a su tracción integral desconectable. Es divertido, ágil y más rápido que los 110 cv que declara su motor diésel 1.5 dCi de origen Renault, su marca matriz. De hecho, el Duster toma muchos elementos, tanto mecánicos y de bastidor como en equipamientos de confort, de su primo hermano, el superventas Nissan Qashqai, incluso del lujoso SUV grande Nissan Murano.
a favorAgilidadCapacidad off roadPrecioen contraEquipamiento de serieMateriales y ajustesRuidos mecánicos y aerodinámicos

Las apariencias, eso sí, a veces engañan, y aunque el Duster es por mucho el SUV compacto más barato del segmento, mucho más asequible que los acabados full equipe de los gallos de la categoría el citado Qashqai, más el Ford Kuga, VW Tiguan o Toyota RAV4-, es también el que menos emociona, y es por todo ello seguramente, por lo que el fabricante rumano se haya ganado una credibilidad total entre sus potenciales clientes gracias a su imagen de coche duro, simple, bueno y fiable.Barato, duro y fiable
Con sus 4,31 metros de longitud, el Duster es tan largo como el Qashqai, 11 cm más largo que el Skoda Yeti (otro SUV de perfil bajo) y 20 cm más largo que los pequeños utilitarios con insinuaciones camperas Fiat Sedici y Suzuki SX4. Ofrece unos ángulos de ataque importantes para la marcha por caminos complicados, (30º de ángulo de ataque y 35º de ángulo de salida), así como una destacable distancia libre al suelo, de 210 mm. A todo hay que sumar las especificaciones de la tracción 4x4, desconectable con un selector circular en la consola que ofrece tres modos de funcionamiento: Auto para repartir automáticamente el par a ambos ejes y en función de las circunstancias, Lock para traccionar permanentemente a las cuatro ruedas y 4x2 para circular únicamente en tracción delantera. Además, se ha aligerado el peso a 1.369 kg, se incluyen de serie unas equilibradas ruedas de 215/65 con llanta de 16 delante y detrás y en esta versión 4x4 se ha revisado el esquema de las suspensiones en el eje trasero, con un eje multibrazo derivado del Murano para garantizar siempre el confort de la marcha en cualquier situación, ya sea asfalto o tierra.

a fondo Dacia Duster 4x4 2

En el apartado estético, una de las diferencias con las versiones 4x2, es que este Duster ha tenido que reubicar la rueda de repuesto, ahora en el fondo bajo del maletero, para así poder habilitar un espacio al diferencial central que reduce la capacidad de carga de los 505 a 443 litros de ahora, con la posibilidad de abatir los respaldos traseros para aumentar el volumen hasta los 1.604 l. Las formas del maletero son muy regulares, aprovechables y con huecos en los laterales. Bajo el piso de carga se esconde una rueda de repuesto de idéntico tamaño a las de serie. Mientras que la boca de carga está algo elevada y el portón trasero se ve y se siente grande para determinadas maniobra de carga y descarga.
"Un perfil atractivo; un frontal, ¿anticuado?" Gestualmente, el Dacia Duster gana en corpulencia gracias a detalles muy bien trabajados, que inciden sobre un perfil muy marcado: los raíles sobre el techo, las protecciones de plásticos sobre el frontal y pasos de ruedas (ensanchados) y otra con terminaciones de aluminio bajo el portón y las estriberas, todos, puestos en suma, conceden al Duster un aspecto más campero que muchos de sus rivales. Si agresivo es el Duster si se le mira de lado (sólo las pequeñas llantas de 16 le restan encanto), la zaga y el frontal son más neutros. La calandra y faros delanteros, anchos y cuadrados, parecen avanzar las formas de un coche de hace diez años, y desde atrás se aprecia un coche más simpático, que pierde fuerza y robustez por unas ópticas de diseño vertical que incluyen un pequeño abultamiento que alcanza al propio portón. Al lado de una de las ópticas se incluye el segundo apellido del Dacia Duster: 4WD.Un perfil atractivo; un frontal, ¿anticuado?
Por dentro, el Duster 4x4 ni siquiera en niveles de acabado avanzados, Ambiance (17.600 ) o Laureate (18.800 ), mejora la presentación del producto: es espartano y muestra una despreocupación absoluta por la aplicación de tal y cual material, de peores o mejores ajustes. De ninguna otra forma se podría explicar su precio base final. Simple, muy frío, con mucho plástico duro a la vista: el salpicadero es sombrío, los asientos sujetan poco, muy poco, la apariencia de los relojes es antigua y por no tener, no tiene regulación en profundidad del volante. De espacio, eso sí, anda sobrado (aunque las guanteras son algo deficitarias): las butacas delanteras, regulables manualmente en altura y longitud, son muy amplias. La altura es más que suficiente, atrás es increíble. Pocos rivales de la categoría se le pueden equiparar, también en anchura y sobre todo en espacio para estirar las piernas en las plazas traseras.

a fondo Dacia Duster 4x4 3

"Muchos elementos básicos y estandarizados fuera del precio base"Lo dicho, en nuestra versión full equipe se incluyen elementos de más empaque, de más cuerpo para mejorar el confort del cliente en el día a día: aire acondicionado, ordenador de viaje (pequesima pantalla entre los relojes), llave con cierre centralizado y airbags laterales para cabeza, son algunos ejemplos. Con la tracci᭳n 4x4 de serie, el Duster incorpora un equipamiento en seguridad mejorado de serie, con ABS con repartidor electrónico de frenada (EBV) y asistencia a la frenada de emergencia (SAFE). Por el contrario, se quedan muchos elementos básicos y estandarizados fuera del precio base, por ejemplo: elevalunas eléctricos traseros, control de estabilidad ESP, las lunetas traseras tintadas, la radio-cd MP3, la tapicería parcial en cuero o las llantas de 16, entre otros elementos.Muchos elementos básicos y estandarizados fuera del precio base
Antes de entrar en tecnicismos, el primer topicazo que se adapta a la dinámica de este coche, es que va muy bien, anda más de lo que dicen sus 110 cv y fuera de asfalto ofrece mucho más garra, empuje y tracción a la que ni siquiera aspiran otros rivales más codiciados. Como es muy ligero y tiene unos desarrollos tan cortos, las recuperaciones que ofrecen son sobresalientes: es rápido y ágil. La mecánica protagonista es la archiconocida 1.5 dCi turbodiésel de inyección directa y caja manual de seis desarrollos, con un par motor tope a tener en cuenta de 240 Nm a muy bajas vueltas, 1.700 rpm: sí, es un coche de patada inicial y que luego en medio y alto régimen se queda algo vacío, son 110 cv, milagros los justos. Pero para el día a día, son suficientes, aunque en ocasiones se tira más de lo deseable del cambio manual, para velocidades cruceros tampoco nos podemos quejar, y para la conducción por caminos se llegan incluso a agradecer sus cortos recorridos. En total, sus números prestacionales son bastante modestos: 168 km/h, acelera desde parado hasta 100 km/h en 12,5 segundos, su consumo mixto oficial es de 5,6 l/100 y sus emisiones de CO2 de 145 g/km.
Sus ruidos, proceden de una aerodinámica algo limitada, y de un motor, mejorable a nivel de insonorización, no le posicionan como un vehículo especialmente refinado. Sin embargo, el ajuste de suspensiones y unos neumáticos de perfil alto intervienen en una notable filtración de irregularidades, y al mismo tiempo, con buena planta, pisada: un sensacional aplomo a campo abierto fruto una superficie de rodadura muy amplia y de un guiado bastante efectivo.

Y por tierra, ¿qué? No nos fuimos a correr el Dakar con él, pero por pistas de tierra el Duster nos sorprendió por su aguante, nunca se descompone: su amortiguación va y viene, amoldándose al terreno, resultando complicado quedar encallado, además la tracción integral te saca de posibles apuros. La electrónica está perfectamente configurada para repartir la tracción a ambos ejes con acierto, trabajando codo a codo con el bloqueo de diferencial central y unas ruedas que proporcionan agarre y seguridad. Es en definitiva, un coche duro y robusto, al que le gusta la aventura.La gran sorpresa fue su respuesta dinámica fuera de asfalto