Coyote System: Conductores-informadores

Raúl Toledano14 nov 2011
Actualiza a diario la información sobre velocidad media, zonas de riesgo y la posición de los radares fijos, y móviles. Así, Coyote System ha creado una comunidad de usuarios, basándose en principios de solidaridad y prevención.
Reportaje
En un mundo donde se impone la filosofía 2.0, esto es, un espacio generado a través de la interacción entre los propios usuarios, la compaa de servicio Coyote pone al alza el concepto ᭑comunidad para crear una base de datos en constante crecimiento que se encargará de actualizar las incidencias oportunas que los conductores encuentren a su paso: accidentes, obras, atascos, radares

No es algo nuevo, ya que en varios foros se reúnen usuarios que comparten y ordenan la posición de radares, gasolineras, puntos negros, tráfico denso y cualquier otro aspecto digno de ser incorporado al mapa de GPS, quedando los archivos de actualización disponibles de forma gratuita para todo el que los necesite. Pero según Alejandro García, el representante de la marca francesa para España y Portugal, Coyote sí que es la manera más rápida de optimizar la cartografía de los navegadores tradicionales, pues al final, hasta las propias instituciones públicas, clubes de automovilistas o demás organismos oficiales, se podrán beneficiar de esta telaraña de conductores-informadores.Optimzar la cartografía en tiempo real
Coyote es una experiencia de usuario en la que los primeros 3.000 conductores de la red marcan la calidad de la comunidad, en definitiva del servicio. Si en junio la compaa se estren᭳ en España con el lanzamiento del hardware Mini Coyote, que para el uso diario suponía un surtido perfecto entre, navegador tradicional, alertas de radares móviles y fijos, actualizaciones automáticas sin necesidad de descargarte ningún programa y, claro está, el sello de comunidad coyote, desde la semana pasada ya está en el mercado Coyote Plus, que gracias al acuerdo alcanzado con el RACC añade la localización de todas las alertas posible de tráfico intenso y retenciones en áreas interurbanas sin necesidad de que tengan que ser indicadas por la Comunidad Coyote.
1,5 millones de conductores ya usan Coyote en Europa, fundamentalmente en Francia, Bélgica e Italia. En España, Coyote, cuya cartografía procede del mapista número uno mundial Navteq, no pretende ser una alternativa a otros navegadores, sino posicionarse como un programa, sistema o aplicación, es decir que sea reconocible más allá de un soporte físico: está disponible para Android (sistema operativo para la mayoría de terminales móviles de última generación Smartphone), trabaja para otros (por ejemplo Garmin) y también nutre a marcas de coches (Renault Francia). Además, dentro de la oferta Coyote System dos nuevos tecnologías como el detector de somnolencia o avisador de contrasentido están a punto de lanzarse en Francia, mientras que el sistema Ecodriving para garantizar una conducción ecológica está en fase de desarrollo. Los dos primeros asistentes están disponibles, no solamente en coches de alta gama, sino que fabricantes generalista como Ford está apostando decididamente por ellos en sus últimas creaciones. Por su parte, las ayudas a la conducción más eficientes ahorro de combustible- cada vez están más y mejor implantadas en los coches de producción en serie.
"Un acuerdo con el RACC para distinguirse de redes sociales"Con las cartas puestas sobre la mesa, turno para las preguntas: ¿qué diferencia a Coyote de redes sociales tipo Trapster, que también a través de posicionamiento GPS anuncia su gen social y colaborativo? La calidad del servicio, ya que nosotros damos diferente valor a cada alerta, según el historial de cada usuario, valorando tres estrellas a los mejores Coyote, y además lo complementamos con los avisos vía RACC. Este tipo de acuerdos alcanzado con RACC, o las conversaciones iniciadas con la DGT, ¿pueden terminar en acuerdos para el intercambio de datos, con el consiguiente riesgo de geolocalización? Lo que Coyote hace es localizar sistemas, no se identifican ni coches, ni matrículas, ni mucho menos personas.Un acuerdo con el RACC para distinguirse de redes sociales
De todas formas, grandes titulares tipo seguridad vial de lado, la baza comercial de Coyote es el ahorro, el ahorro de multas por radares móviles, que en España en 2010 representaron 2,5 millones de infracciones, el 70% de ellos captadas por coches patrulla. Si la suscripción anual a Coyote Iberia son 99 euros, librar una simple multa por exceso de velocidad prácticamente igualaría dicha inversión. Pero claro está, Coyote presenta dos grandes lastres: el primero, su base social en España todavía es muy reducida, entre 15.000 y 18.000 usuarios (la franja horaria entre las 7:30-9:30 horas es la que presenta más conductores activos, con picos cercanos a los 230 usuarios en el área metropolitana de Madrid); y el segundo, su identidad basada en principios de solidaridad y prevención es cuestionable desde el punto de vista de la eficacia. Entonces, surge una última pregunta: ¿Igual que un usuario abre una incidencia por tráfico denso, qué nivel de compromiso existe por parte de ese mismo conductor a la hora de actualizar o cerrar esa misma incidencia? Según experiencias en otros países, sobre todo Francia, el último usuario en pasar por un tramo señalizado por otro conductor como, por ejemplo, de tráfico denso, simplemente tiene que cerrar la incidencia para que el resto de usuarios Coyote reciban la información actualizada.