Corvette 2008: Potencia y lujo a raudales

Diego Zotes13 sep 2007
Corvette llega al Salón de Frankfurt con su nuevo superdeportivo para 2008, que monta un espectacular motor V8 de 6.3 litros más potente de hasta 436 cv y mayor lujo general.
Potencia y lujo a raudales
El nuevo Corvette de sexta generación para 2008, disponible en versión coupé y descapotable, viene con un motor V8 más potente, de mayor cilindrada y completamente nuevo. El deportivo americano por excelencia también se beneficia de una conducción de mayor calidad, además de gran cantidad de refinamientos interiores y exteriores que hacen del Corvette un automóvil de lujo.

a fondo Corvette 2008 1

Se trata de un nuevo motor V8 de 6.2 litros de bloque pequeño de alumino denominado LS3, que se ofrecerá de serie para ambas versiones, coupé y cabrio. Entrega una potencia máxima de 436 CV y 586 Nm de par motor. Para el LS3 se puede elegir entre un cambio manual de 6 velocidades o uno automático también de 6 velocidades con un sistema de cambio en el volante, que lo convierte en el Corvette automático más rápido de todos los tiempos. El cambio manual ha experimentado algunas mejoras que repercuten en una sensación más directa y positiva durante el cambio de marchas y una mejor ubicación de la posición. Asimismo se ha mejorado el sistema de cambio automático con levas en el volante ofreciendo unos cambios más rápidos y aumentando la sensación de rendimiento y dominio de la conducción.
Exteriormente, los Corvette de 2008 presentan un nuevo diseño de llantas con el radio partido. Las llantas delanteras de 18 pulgadas y las traseras de 19 pulgadas de serie lucen un acabado plateado brillante, llamado Sparkle Silver, con el color gris de competición como opcional. También disponen de unas nuevas y exclusivas llantas de aluminio de cinco radios forjados de mayor rendimiento y un acabado pulido brillante.
Hay dos nuevos colores exclusivos exteriores disponibles para los modelos Corvette del 2008: los metalizados azul Jetstream Blue y rojo Crystal Red, que sustituyen a los colores metalizados Azul Le Mans y Monterey Red.
El interior también se ha contagiado de toda esa renovación hacia el lujo y ofrece un nuevo interior personalizado con tapicería de piel con dos tonalidades en zonas como el salpicadero superior e inferior, los acolchados paneles de las puertas o los asientos, y detalles que aumentan la sensación de construcción artesanal del Corvette, como el logotipo de “Corvette” bordado sobre el tablero acolchado en el lado del copiloto o el logotipo de las “banderas cruzadas” bordado en los reposacabezas de los asientos.