Copas Clio y Mini: Magnífico fin de fiesta

a fondo Copas Clio y Mini 1
Enrique Marco16 nov 2011
Finalizaron a la vez las temporadas de la Clio Cup y de la Mini Challenge, ambas con gran emoción y un brillante desarrollo. De los Milagros en la copa de Renault y Reyes-Suría en la de Mini fueron los vencedores.
REPORTAJE
Magnífico fin de fiesta el vivido este fin de semana en sendos desenlaces de las dos copas monomarcas de circuitos que se celebran en la actualidad: la Clio Cup y la Mini Challenge. Mientras que la longeva copa Renault de circuitos (esta temporada ha sido la 43ª edición, desde las R8, R5 y la actual Clio) finalizaba en el circuito de Los Arcos (Navarra), la moderna y chic Mini Challenge (en su tercera edición) sentenciaba el campeonato en el trazado de Monteblanco (Huelva). En ambas competiciones el campeonato se iba a decidir en la última cita.
Las dos copas se disputan con dos vehículos derivados de serie (Clio RS y Mini JCW), que en Autocity tuvimos la suerte de probar en su versión de carreras (comparativa Clio Cup vs Mini Challenge) para darnos cuenta de lo tremendamente divertido que es el pilotaje de estos bólidos que rondan los 210 cv. Tanto las carreras de los Mini como de los Renault Clio han contado con 6 meetings esta temporada y, aunque ningún fin de semana han coincidido, sí han pisado prácticamente los mismos circuitos: Montmeló, Cheste, Jarama, Monteblanco y Los Arcos. El único diferente ha sido Motorland Aragón para la copa de Renault y el portugués de Portimao para los Minis. También ha sido destacable su combinación con categorías mayores, la Clio Cup con las World Series y, especialmente, la Mini Challenge, que compartió escenario con la Fórmula Uno en Barcelona y con el DTM en Valencia.Los ganadores fueron De los Milagros en la Clio Cup y Reyes-Suría, en la Mini Challenge
Por lo que se refiere a lo puramente deportivo, en la última carrera de la Clio Cup saltaron chispas, ya que el francés Nicolás Milan y el madrileño José Manuel de los Milagros llegaban con opciones y ya en la primera de las mangas protagonizaron un explosivo duelo que terminó con Milan fuera de pista y De los Milagros sancionado. Más limpia fue la segunda carrera, en la que se impuso el madrileño de 27 años y se hizo así con su segundo título absoluto en la Clio Cup. También repitió como vencedora la escudería aragonesa Dale Gas, que suma ya cuatro títulos en esta copa de Renault. En cuanto al resto de distinciones, Azor Dueñas finalizó como mejor debutante y cuarto en la general, así como Raquel Morera, primera fémina y decimosexta de la general.
Igualmente con el título por decidir, aterrizó la Mini Challenge en el trazado andaluz de Moteblanco. En este caso, con muchos equipos puntuando conjuntamente debido a que dos pilotos comparten coche, se presentaban la escudería Auto Buigas (con Marta Suría y Luis Miguel Reyes) y la escudería Autosa-Tormes (con Alex Royo y Bruno Méndez) como máximos aspirantes. Al contrario que en la Clio, en esta última carrera de la Mini no hubo polémica entre los líderes, ya que de las tres mangas a disputarse, en la segunda carrera el equipo Autosa-Tormes tuvo que abandonar, dejando vía libre a Suría-Reyes. La piloto valenciana de 30 años y el experimentado expiloto mundialista de motociclismo de 52 años formaron una estupenda pareja que les ha valido su primer título en la Mini Challenge.

a fondo Copas Clio y Mini 3

El balance de ambas copas monomarca puede considerarse positivo, especialmente en el momento actual de crisis económica que tan fuerte está pegando al deporte del automovilismo. En las dos propuestas han tomado parte en torno a una treintena de pilotos en cada una de ellas a lo largo del año, aunque cierto es que las parrillas de salida de cada carrera en más de una ocasión no llegaron a los 20 coches. No obstante, la imagen que estas competiciones proporciona a las marcas es excelente, y mientras en la copa de Renault se refuerza el prestigio y la deportividad de la marca francesa, en la Mini Challenge se apuesta por un automovilismo exclusivo propio de una marca premium del Grupo BMW. Aún así, las dos propuestas facilitan el acceso a las carreras de coches en circuitos por un coste razonable. Desde Autocity deseamos a estas copas una larga vida, y que durante la temporada 2012 logren, al menos, mantener el nivel que han alcanzado.