Consejos para viajar en vacaciones: Como afrontar los largos trayectos

consejosconduccionx_643deb9ec98620873fc7a59a9.jpg
David Ordás18 jul 2013
Desde autocity queremos echaros una mano con los largos desplazamientos que muchos afrontamos en periodo vacacional y os ofrecemos unos consejos y recomendaciones útiles para llegar sin percances y de buen humor a nuestro destino.
Un año más llega el verano, y para la mayoría las vacaciones, que significa en muchos casos largos desplazamientos en coche cargados con mucho equipaje y con toda la familia. Los redactores de autocity, con la colaboración de Chevrolet y de nuestra tienda de neumáticos, queremos compartir con vosotros unos consejos y recomendaciones de seguridad, así como unas sencillas pautas, para hacer más livianos y seguros los largos viajes en vacaciones.
El vehículo 

Por supuesto, lo primero es comprobar el estado de nuestro vehículo, y además de llevar su mantenimiento al día, es recomendable llevar a cabo unas sencillas comprobaciones antes de emprender la marcha. Estas son la revisión de los niveles, tanto de aceite y refrigerante, como de líquido de limpiaparabrisas, la comprobación del correcto funcionamiento de las luces del coche, y sobre todo, prestar la debida atención a los neumáticos. Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con el asfalto, y debemos de comprobar no solo la profundidad del dibujo y el estado, sino también su presión, que deberemos adaptar siguiendo las recomendaciones del fabricante, si vamos a viajar con el coche a plena carga.

presionneumaticox_0c7251b3cd63dec2ada225de1.jpg

Antes de partir, asegurase que llevamos el chaleco reflectante, los triángulos de señalización, ambos obligatorios, así como el más que recomendable extintor y el botiquín de primeros auxilios. Debemos también asegurarnos que el equipaje está bien colocado, distribuido de manera correcta para que no represente un peligro en caso de una frenada de emergencia o impacto, y por supuesto, no iniciar la marcha sin que todos los ocupantes se hayan puesto el cinturón de seguridad.
Mantenerse descansado al volante 

Algo que debemos evitar durante el viaje, es hacer de la velocidad media y el tiempo que nos va a llevar el desplazamiento, nuestra principal preocupación. Esto no debe de ser así nunca, y menos aún en un desplazamiento largo en periodo vacacional, donde si lo debe de ser el realizar las suficientes paradas para descansar, evitando así que aparezca la fatiga, que afecta a la concentración, ralentiza los reflejos y la capacidad de decisión, y aumenta por tanto el peligro de sufrir un accidente.
Ante cualquier síntoma de cansancio debemos de parar a descansar, estirar brazos y piernas, beber algo (son muy efectivas las bebidas azucaradas), y no iniciar la marcha hasta que hayamos descansado convenientemente. En el caso que durante la conducción aparezca sensación de malestar general, dolores musculares en el cuello, brazos y hombros o visión borrosa, es señal inequívoca e urgente de que el cuerpo necesita un descanso. Cuando se empieza a sentir sueño, es mejor que otra persona conduzca o parar a echarse una siesta.

areadescansox_8c270fe172329b2e43995f85a.jpg

Hidratarse y comer al volante 

Conducir es una actividad que conlleva un esfuerzo físico y mental. Es importante ser previsor y llevar una nevera bien surtida de fruta fresca, frutos secos, barritas de cereales, etc., además de mucha agua y refrescos azucarados. Debemos evitar las comidas pesadas durante el viaje, ya que, al estar sentado muchas horas seguidas, las comidas difíciles de digerir pueden provocar aletargamiento o cansancio.
El cuidado de los pasajeros 

No solo el conductor, sino también los pasajeros, influyen en la seguridad y el desarrollo de un viaje largo. Esto toma especial importancia cuando viajamos con niños, más propensos a sufrir mareos y a aburrirse o ponerse de mal humor. Es importante recordar que independiente del tipo de desplazamiento, tanto en trayectos largos como en cortos, es vital que los niños tengan el cinturón puesto y no se lo quiten; y además, utilicen la silla de viaje o el alzador que les pueda corresponder.
El sol y el calor pueden ser un enemigo del confort de los pasajeros, y en especial de los más pequeños de la casa. En días calurosos y soleados, utilice parasoles en las ventanas traseras y mantenga a los ocupantes frescos con bebidas frías y aire acondicionado. Los niños aburridos y de mal humor son un peligro en el interior del vehículo, puesto que pueden distraer la atención del conductor, por lo que procuraremos evitar las rabietas y el aburrimiento con juegos para el coche y efectuando paradas periódicas para que todos estiren las piernas y quemen algo de energía. 

Para aquellos pasajeros, en especial los niños, más propensos a sufrir mareos, hay algunas medidas, como abrir la ventana o parar para salir del vehículo y tomar el aire, que pueden prevenir la aparición de nauseas. Es importante para estos pasajeros mirar por la ventana, en lugar de fijar la mirada en objetos del interior del vehículo. También existen medicamentos contra el mareo que se venden sin receta; los cuales en su mayoría deben tomarse antes de iniciar el viaje. Consulte a su médico antes de dar a sus hijos un medicamento nuevo.
Desde autocity.com esperamos que tengan unas felices vacaciones, y les recomendamos que sigan estos consejos y tomen la debida precaución al volante, para hacer más seguros y llevaderos sus desplazamientos.