Consejos para circular en invierno: Cuando llega el hielo y la nieve...

a fondo :: Consejos para circular en invierno 1
Diego Zotes22 dic 2009
En Autocity queremos reflejar una serie de consejos prácticos para la conducción sobre nieve o hielo que ha elaborado el especialista en neumáticos Goodyear, para alertarle de precauciones a tener en cuenta con estas nevadas.
Cuando llega el hielo y la nieve...
Con la llegada de una importante ola de frío siberiano a nuestro país, el estado de nuestras carreteras es cada vez más parecido al que se encuentran habitualmente nuestros vecinos del norte de Europa. Sin embargo, ni nuestra preparación ni nuestra legislación contemplan muchos aspectos de la conducción invernal a la que ellos están muy acostumbrados. Por ello, nuestros amigos de Goodyear han analizado la situación, han repasado algunos conceptos básicos de conducción con nieve y hielo, ayudando a los conductores a saber reaccionar ante diferentes situaciones, y desde Autocity queremos transmitiros esta lista de consejos.
Para su campaña de invierno, Goodyear recomienda inicialmente la conveniencia del uso de neumáticos de invierno, casi desconocidos en nuestro país, con grandes propiedades para circular por terrenos gélidos y obligatorios en algunos países muy fríos como Alemania y Austria. Con estos neumáticos no es necesario el uso de cadenas, y con temperaturas inferiores a 7º consiguen un rendimiento óptimo. Además, si se ponen estos neumáticos antes de las nevadas, al rodar previamente sobre el asfalto seco, agarrarán aún mejor cuando los necesitemos.
1.- Si no vas a conducir, deja la nieve sobre el coche. La capa de nieve es el mejor aislante y evita menores temperaturas.
2.- Sin embargo, cuando vayas a conducir limpia todo lo acumulado, (también del techo) porque cualquier resto puede impedirte la visibilidad más tarde.
3.- Evita viajar de madrugada o a primeras horas de la mañana, es cuando más bajas están o han estado las temperaturas y probablemente encuentres grandes placas de hielo.
4.- Reduce la velocidad y respeta la distancia de seguridad. Para conducir con nieve o hielo es importante la capacidad de reacción, y esta disminuye notablemente a altas velocidades. Se aconseja triplicar esta distancia para evitar accidentes por alcances.
5.- Presta especial atención en los puentes, el aire frío que pasa bajo ellos, puede crear placas de hielo. Atención por la misma razón a zonas en sombra o cerca de ríos, sobre todo en las curvas en puerto de montaña.
6.- Circula dentro de las rodadas de nieve que hayan hecho los coches anteriores. Evita salirte de ellas, ya que tendrás más riesgo de perder el control del coche por falta de contacto con una superficie adherente.
7.- Cuesta abajo, reduce a una marcha menor antes de lo habitual. El motor actuará como freno del vehículo reduciendo considerablemente la velocidad sin necesidad de pisar el freno, una maniobra peligrosa cuando la nieve y el hielo están sobre el asfalto. Asimismo es recomendable tratar el acelerador con la máxima suavidad.
8.- Subiendo pendientes, aumenta ligeramente la velocidad y pasa a un cambio intermedio para no cambiar en mitad de la subida.
9.- Si entras en una zona con hielo, baja la velocidad, evitando giros bruscos de volante.
10.- Si tu vehículo queda atascado en la nieve, balancéalo hacia atrás y adelante, con marcha atrás y segunda, hasta que puedas sacarlo, siempre sin pisar demasiado el acelerador porque sólo conseguirás hundirlo más.

a fondo :: Consejos para circular en invierno 2

La legislación referente a los neumáticos y la conducción invernal varía significativamente por toda Europa. Algunos gobiernos han recogido la obligatoriedad del uso de neumáticos de invierno, y otros están discutiendo su incorporación en los próximos años. Paralelamente, los seguros pueden declinar el pago completo de los costes en caso de accidente, si el conductor no ha adecuado su coche a las condiciones invernales.

a fondo :: Consejos para circular en invierno 3

Entre los países en los que son obligatorios los neumáticos de invierno están Alemania, Austria, Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania. Entre los países que no obligan al uso de estos neumáticos pero sí a que los coches estén preparados para las condiciones invernales están Suiza y Turquía. El resto de países varía entre los que tienen muy extendida su utilización (Bélgica, Reino Unido o Dinamarca) y los que por sus condiciones meteorológicas en ciertas zonas del país podrían beneficiarse de su uso (Italia, España y Francia).
Dentro de todos los neumáticos de invierno que existen en el mercado, las marcas Goodyear y Dunlop recomiendan dos de sus neumáticos de invierno más versátiles para aquellos que vivan en zonas donde haya frecuentes nevadas o que practiquen deportes de invierno y viajen a menudo a zonas de montaña:

a fondo :: Consejos para circular en invierno 4

Goodyear UltraGrip Performance 2: Una nueva generación de neumáticos de invierno diseñado para coches de altas prestaciones, ofrece a los conductores una mayor tracción en condiciones resbaladizas como el hielo, la nieve o el agua. Igualmente ofrece más agarre y reducción de las distancias de frenado sobre nieve y hielo, comportamiento sobresaliente en pendientes, y gran estabilidad en hielo y nieve. El compuesto de la banda de UltraGrip Performance 2 de Goodyear, mezcla de polímeros y sílice ayuda al neumático a mantenerse flexible incluso a muy bajas temperaturas asegurando mejor frenado y manejo en hielo.
Dunlop SP Winter Sport 3D: Dunlop propone para el invierno un neumático de ultra-altas prestaciones para coches que buscan un alto rendimiento. Con unas características únicas, que incluyen unas entalladuras tridimensionales para un agarre mejorado, el SP Winter Sport 3D está pensado para entusiastas de la conducción que desean los mejores resultados en su coche, particularmente en condiciones invernales. El nuevo neumático, que tiene un diseño de banda direccional, cuenta con tres tipos diferentes de entalladuras en distintas partes de la huella, así como nuevos compuestos creados para el invierno. Las entalladuras en 3D son abiertas y flexibles, proporcionando agarre extra en condiciones de nieve y hielo, pero en condiciones de seco consiguen un patrón rígido que favorece la conducción en seco.