Conducir con luces encendidas siempre. ¿Es correcto?

Expertos mencionan que es lo mejor y te explicamos porqué.

Cuando estés conduciendo, lo mejor es ver y ser visto. Eso, aunque suena de lo más obvio, es un principio básico que debes tener en mente par poder entender lo siguiente: conducir con luces encendidas ya no depende de la hora del día.

El hacer este tipo de acciones ya no debería depender de si tan solo es de día o de noche.

De acuerdo con estudios realizados por Hella, la Dirección General de Tráfico de España y otros organismos, conducir con las luces encendidas puede reducir en un 5% el riesgo de sufrir un accidente. Este porcentaje es bajo, pero quiere decir que uno de cada 20 accidentes se pueden evitar si nos volvemos más visibles para los demás conductores.

Muchos autos ya cuentan con un sistema de luces de conducción diurna (DRL por sus siglas en inglés).

Esto se trata de luces directas, pero de baja intensidad, que se encienden automáticamente y permanecen así mientras el auto está en marcha.

Algunas de estas son LED, otras son halógenas, aunque su principio es el mismo: facilitar que otros conductores nos detecten más rápidamente.

Este sistema ya es obligatorio en los autos vendidos en Europa desde febrero del 2011. En México no existe una ley que obligue a los fabricantes a instalarlo, aunque muchos de ellos ya lo incluyen en el equipamiento de serie de sus modelos.

Si enciendes tu coche y automáticamente se prenden algunas luces, quiere decir que cuenta con este sistema.

Los DRL se encuentran fijados a algunas especificaciones fijadas por normas internacionales, sin embargo, si tu auto no cuenta con ellas, encender los faros, puede mejorar tu visibilidad con otros conductores.

En resumen, circular siempre con las luces encendidas ayuda a evitar accidentes sin realizar mayor esfuerzo. No sólo te proteges a ti, también ayudas a los demás conductores en su camino.

Los comentarios están cerrados.