Conducción autónoma en España: Ensayos permitidos en carretera abierta

conduccionautonomaportada_725ae669757cfffcbc53bedda.jpg
Raúl Toledano17 nov 2015
Los coches motorizados para realizar una conducción autónoma ya disponen en España de un marco legal para realizar ensayos en carreteras abiertas al tráfico. Una instrucción publicada por la DGT recoge los requisitos necesarios para solicitar dichas pruebas.
La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción en la que, además de recoger las cuestiones burocátricas vinculadas a los permisos a socilitar por aquellos que quieran realizar pruebas con vehículos automatizados (la autorización, tanto del solicitante de la misma, como del conductor, como del vehículo, así como del propietario del vehículo), se incluye una clasificación de este tipo de vehículos en función de su nivel de automatización.El nivel de automatización del vehículo quedará registrado
Según ha explicado el departamento que dirige María Seguí, la normativa actual en materia de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad ya contempla y permite la realización de estas pruebas de investigación.
Sin embargo, el progreso tecnológico de la industria automotriz está permitiendo diseñar y desarrollar dispositivos y vehículos que por su propia naturaleza pueden realizar una conducción plenamente automatizada, y por lo tanto había que adaptarse a las nuevas circunstancias.Una industria capacitada a corto/medio plazo para el desarrollo del vehículo autónomo
Por este motivo y para garantizar las posibilidades de mejora que dichos ensayos aportarán a la seguridad vial e impulsar la industria de automoción y la inversión en investigación en España, se ha redactado dicha instrucción. Impulsar la industria de automoción y la inversión en investigación en España
DEFINICIÓN DE VEHÍCULO AUTÓNOMO
Según la instrucción, vehículo autónomo es todo aquel que dispone de capacidad motriz equipado con tecnología que permita su manejo o conducción sin precisar la forma activa de control o supervisión de un conductor, tanto si dicha tecnología autónoma estuviera activada o desactivada de forma temporal o permanente.
Tráfico ha señalado que podrán solicitar la autorización para la realización de pruebas y ensayos los fabricantes de vehículos autónomos, sus carroceros y los laboratorios oficiales, así como los fabricantes o instaladores de la tecnología que permita al vehículo plena autonomía, las universidades y consorcios que participen en proyectos de investigación.